lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fY2u

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

14/06/2021 :: Nafarroa

La Corrupción y las Energías Renovables

x El Mago Jalamandruki
Estebán Morrás, Manu Ayerdi ¡Nos gobiernan los Negacionistas!

Vivimos tiempos de confusión donde los negacionistas controlan medios de comunicación de masas, la mayoría de la Instituciones públicas, bancos, grandes empresas, la justicia, y hasta el imaginario cultural nos quieren robar.

Vivimos el arte del o de la Trilera, tiempos de confusión, nos despistan con las nueces mientras esconden la bola.

Pero, sin irnos lejos, aquí en Navarra hay excelentes ejemplos de lo que pretendemos expresar y que es interesante no dejar en el olvido en la memoria pez que tenemos como sociedad, recientemente con el señor Manu Ayerdi, y antes más con el señor Esteban Morrás.

Estebán Morrás, recordando el pasado.

Hacia el año 1996, el Gobierno de Navarra aprobó en junio un plan eólico para la región, que fijaba los criterios de inicio y crecimiento de la eólica. Justo unos meses después; todavía sin molinos “a la vista” (aunque si había gigantes); Don Esteban Morrás firmó un contrato según el cual Morrás, entonces máximo responsable de la empresa semipública EHN (Energía Hidroeléctrica de Navarra), compraba el 1,39% de las acciones de la empresa pagando por ellas 1,943 millones de euros (¿Quizás con un préstamo de la Caja de Ahorros de Navarra cuyo presidente era el presidente del Gobierno de Navarra Don Miguel Sanz?).

EHN estaba controlada entonces en un 38% por el Gobierno de Navarra a través de Sodena (Sociedad de Desarrollo de Navarra) y Caja Navarra (10%). Junto a ellos, se encontraban Iberdrola, con un 37%, y Cementos Portland (15%). Casualidades de la vida esta empresa decidió vender en ese preciso momento el 1,39% de la empresa a un navarro cualquiera que pasaba por ahí.

Supongo, que como buen hombre de negocios, Morrás tenía la expectativa de poder recuperar esta cantidad de dinero con algo de interés y tuvo la suerte de que Sodena le “ofreció” invertir en algo que el Gobierno de Navarra, en esos precisos momentos, estaba empezando a legislar.

Casi simultáneamente; en un lugar de cuyo nombre no me quiero acordar; un año después en 1997 se crea la empresa Acciona y, unos años después, hacia el 2004, Acciona da el salto del cemento especulativo a la energía especulativa. Así en 2005, Acciona compró la empresa semipública EHN. Una empresa muy rentable, con beneficios que ingresaban en las arcas públicas y con una perspectiva clara de incrementar los beneficios porque desde el mismo Gobierno de Navarra estaban adecuando la normativa para poder lanzar los polígonos eólicos y polígonos solares.

El Gobierno de Navarra (UPN-PSOE), con el dinero que recibió por la venta de EHN, jugó a la bolsa y compró las “famosas acciones de Iberdrola” que han supuesto una jugada ruinosa para todos los y las navarras. En plena curva ascendente y especulativa en el sector eólico, generando beneficios netos millonarios, el Gobierno de Navarra vendió primero un pellizco al Sr Esteban Morrás y después mal vendió el 38% EHN a los hermanos Entrecanales, dueños de la entonces constructora Acciona.

¿Vender algo que está generando un montón de dinero y con expectativas de aumentar exponencialmente los beneficios? O son muy malos “hombres de negocios” y cometieron un error o son muy buenos “hombres de negocios” y cometieron un pelotazo.

Después de la primera hornada de polígonos eólicos y polígonos solares, ya en 2010, Don Esteban Morrás abandona Acciona con una compensación económica de 42,5 millones de euros por el 1,39% de las acciones de la empresa, por las cuales pagó 1,9 millones de euros en 1996. Vamos, pagó 1,9 millones con préstamo de la CAN? y luego cobró 42,5 millones ¿interesante verdad? Una empresa semipública manejada por el Gobierno de Navarra, vendiendo “algo” por 1,9 millones a un particular que pasaba por ahí y que pagó quizás con un préstamos de la propia CAN, y por lo que luego ese particular años después recibió 42,5 millones de euros. Más del 2.000% de interés. Esto en el Reino de España se llama ser un “hombre de negocios inteligente”, “tener vista para los negocios”, “crear empleo”, ahora lo llamarían “crear empleos verdes”.

De izquierda a derecha Don Esteban Morrás, Don Miguel Sanz (expresidente del Gobierno de Navarra) y Doña Yolanda Barcina (exalcaldesa del Ayuntamiento de Pamplona/Iruña)

Pero aún hay más “hombres de negocios inteligentes”. Como ya se ha mencionado Acciona adquirió EHN en 2005, con esta compra Acciona además adquirió una empresa dedicada a la energía solar y denominada Aesol, básicamente porque el 70% de esta empresa pertenecía a EHN. La empresa Aesol pasó a ser un 80% privada en manos de Acciona y mantuvo un 20% en manos de la CAN (diferente receta pero con los mismos ingredientes). Su facturación se multiplicó exponencialmente con el desarrollo y ejecución de los polígonos solares, eso sí por lo menos la gran mayoría de esa especulación estaba repartida en muchas manos, para lo cual la CAN daba préstamos a los y las particulares (más o menos 60.000€ de préstamo), las instalaciones las desarrollaba Acciona Solar, los/as particulares iban pagando año a año las cuotas de los préstamos en función de los ingresos generados con la instalación hasta amortizar la inversión en aproximadamente 10 años.

Así la empresa solar pasó en 1996 con una persona en plantilla sin apenas facturación al año 2005 con unas 60 personas en plantilla y se declararon del orden de 77 millones € en facturación. Otra vez más por casualidad. Una empresa semipública con perspectivas de grandes beneficios económicos se privatizó a manos privadas. Evidentemente los millones de euros de beneficios se repartían entre la propiedad de ahora llamada Acciona Solar (es decir el grupo Acciona de Entrecanales y la CAN que tenía un 20% en propiedad)

Como la idea de “repartir” el 20% de los beneficios fáciles a la CAN no parecía del agrado, se creó otra “empresa comodín” llamada “Acciona Energía solar S.L.” con otro CIF. El objetivo fue que parte de la facturación en vez de facturarla a nombre de Acciona Solar; de cuyos beneficios iba un 20% a la CAN; se utilizase y facturase a nombre de esta segunda empresa “Acciona Energía Solar” y así no tener que repartir beneficios a la CAN. Un poco después facturó unos 300 millones de € al año con apenas 100 personas en plantilla.

Volviendo del pasado a la más inmediata actualidad, ahora este año 2021 Navarra Capital publica la lista de “los más influyentes de 2021”, se trata de una lista con veintiún hombres y mujeres de la Comunidad foral con especial influencia en el ámbito empresarial, profesional y directivo. ¡¡¡Chan cha cha chan!!! ¿Quién aparece saliendo de la chistera? Don Esteban Morrás y lo describen como: “uno de los artífices de que la Comunidad foral se convirtiera en referente nacional en la implantación de la energía eólica, a través de Energía Hidroeléctrica de Navarra (EHN), empresa de la que fue fundador en 1989. Un espíritu visionario que ahora impulsa como chairman board of directors en dos compañías navarras que se sitúan a la vanguardia en el diseño y desarrollo de sistemas para la verificación digital de la identidad” ¿Interesante verdad? Tenemos que darle las gracias por su esfuerzo altruista en el desarrollo ejemplar de la energía eólica, la energía fotovoltaica, literalmente fue “un visionario” y que parece ser, ahora sigue trabajando de visionario, ya que ahora está profesionalmente enfocado con temas de visión artificial o reconocimiento facial. No queremos ni pensar en que visión de futuro estará pensando, como para que el reconocimiento facial de las personas, se convierta en un gran negocio económicamente caudaloso como para invertir en ello.

Manu Ayerdi, recordando el presente.

Podríamos decir, el segundo eslabón en la cadena de especulación y corrupción con las energías renovables. Licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Deusto, castellano, euskera, inglés, francés, un nivel medio bajo de chino mandarín y conocimientos básicos de alemán. Ahí queda eso, como para que se despiste con cualquier cosa. Trabajó para la empresa Arian (2001-2012) como director económico-financiero mientras esta era adjudicataria de varios tramos del TAV/TAP, y en julio de 2015 fue nombrado vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra en la legislatura denominada como “Gobierno del Cambio” con el apoyo de Geroa Bai, Podemos-Ahal Dugu, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra.

Recientemente, en esta nueva legislatura denominada “Gobierno de Progreso”, la Sala Segunda del Tribunal Supremo abrió causa penal para investigar al consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno navarro, Manu Ayerdi, por presuntos delitos de "prevaricación y de malversación de caudales públicos" en relación con la supuesta concesión irregular a una empresa denominada DAVALOR SALUD S.L., en concreto seis préstamos por un importe de 2.600.000 euros entre 2015 y 2017. La querella, fue presentada por Unión del Pueblo Navarro (UPN).

La querella expone que el aforado, que entonces era Vicepresidente Primero del Gobierno de Navarra, Consejero de Desarrollo Económico y Presidente del Consejo de Administración de la Sociedad de Desarrollo de Navarra S.L. (SODENA), concedió en septiembre de 2015 a la entidad DAVALOR SALUD S.L. un préstamo de 1.000.000 euros, sin respetar los procedimientos de control internos y los criterios analíticos de la Sociedad, pese a que conocía que dicha entidad no reunía las condiciones previamente establecidas para su concesión y que se encontraba en situación de insolvencia.

Asimismo, los querellantes denuncian que pese a ser conocedor de la falta de depósito de las cuentas anuales por parte de DAVALOR SALUD S.L. y de las deudas que la entidad mantenía con la Hacienda Tributaria de Navarra y con la Seguridad Social, el querellado, no sólo no instó el vencimiento anticipado del anterior préstamo, sino que procedió a conceder cinco nuevos préstamos a DAVALOR. El primero, en diciembre de 2016, por importe de 400.000 euros; el segundo, en enero de 2017, por importe de 600.000 euros; y los tres últimos, concedidos los días 11 de abril, 26 de mayo y 31 de agosto de 2017, por importe de 200.000 euros cada uno de ellos.

Después el consejero Manu Ayerdi reconoció en una comparecencia pública en julio de 2018 que la decisión de invertir en DAVALOR SALUD S.L. obedeció a "una corazonada" y que tomó la decisión con un "carácter totalmente personal", amparándose en un informe pero obedeciendo a “una corazonada”. Otra vez más dinero público que viaja al sector privado como consecuencia de corazonadas.

Como consecuencia de esto dimitió de su cargo público, casi 50 días después de que se conociera el auto del Tribunal Supremo que le investiga por los delitos de prevaricación y malversación de 2,6 millones de euros de dinero público para entregárselo a Davalor Salud. Pero no solo eso, sino que desde diferentes partidos políticos que en su día lo apoyaron y desde diferentes medios de comunicación, han manifestado el exceso de celo a la hora de dimitir “solamente” por ser investigado de "prevaricación y de malversación de caudales públicos", lo cual es cierto que “solamente” está siendo investigado y no se sabe si hay maldad en la corazonada de regalar 2,6 millones de dinero público.

Sin embargo es interesante seguir indagando y recordar que durante el periodo 2004 y 2012, fue representante legal de Arian, y director económico-financiero y de servicios corporativos.

La Hacienda Tributaria de Navarra recientemente ha publicado en su página web un listado de sus grandes deudores, personas y empresas que deben a la Comunidad Foral unos cientos de millones de euros, relacionados sobre todo con el pago del IVA o retenciones, en su mayoría se trata de sujetos que ejercen actividades empresariales y profesionales. Si alguien tiene la curiosidad de consultar el listado, se encontrará con que una de las empresas en el listado de “grandes deudores” de la Hacienda Foral es Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras, con una deuda de 1,37 millones de euros. Si en efecto la empresa donde el Señor Manu Ayerdi desarrolló responsabilidades financieras de alto nivel. Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras obtuvo entre 2005 y 2009 beneficios que oscilaban entre los 4,47 millones de euros de 2006 y los 2,24 de 2009. Ejecutó diversos tramos del TAV, así en 2011 siendo Ayerdi parte de Arian, el Ministerio de Fomento adjudicadó por 45,7 millones a la UTE formada por las empresas Corsan-Corviam Construcción, Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras y Exbasa Obras y Servicios las obras de construcción de la plataforma del tramo Elorrio-Atxondo de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Vitoria-Bilbao-San Sebastián. Esta empresa aparece con una deuda de 1,37 millones de euros hacia la Hacienda Navarra y “Hacienda somos todos y todas”, por lo tanto la deuda es con toda la sociedad.

Ahora, el partido político por el que consiguió el cargo “Geroa Bai” parece ser que está pintando la fachada de su sede de color verde y pasará a utilizar un nuevo nombre, algo así como “Geroa Social Verde”.

Ahí están dos breves historias del señor Esteban Morrás y del señor Manu Ayerdi, dos de los pioneros en el “desarrollo sostenible” de Navarra.

Y ahora la gran mayoría de “hombres de negocios inteligentes y visionarios”, los que llevan 20 años negando la gravedad del cambio climático y repitiendo una y otra vez que las energías renovables no eran una alternativa porque eran caras, los protagonistas que se han enriquecido creando el problema de esta sociedad consumista, ahora vienen a vendernos la solución.

Un total de 25 presidentes y CEOs de grandes empresas han constituido el Consejo Empresarial Español para el Desarrollo Sostenible, un órgano liderado por Forética, como representante en España del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD).

El hijo del Campechano, el “preparado” Rey Felipe VI preside honoríficamente este Consejo, compuesto por empresas como Adif, Airbus, Banco Santander, Bankia, Bankinter, BMW, Grupo Cooperativo Cajamar, Enagás, Endesa, ENGIE, Ferrovial, Gestamp, GSK, HEINEKEN, Iberdrola, IBM, IKEA, ILUNION, ManpowerGroup, MSD, Naturgy, OHL, P&G, Sanitas y Solvay.

Así estamos como sociedad, dejándonos gobernar por negacionistas que niegan constantemente las necesidades importantes que hay en esta sociedad. A veces actúan como espíritus visionarios, a veces como hombres de negocios con corazonadas, pero siempre acaba igual: traspasando dinero público malgastado en cosas innecesarias y concentrándolo en determinadas manos privadas. No es despilfarro o una mala gestión, es corrupción. Lo que pasa es que quién roba lo suficiente, puede pagar unos/as buenos/as abogados/as y una buena gestión económica para que nada incumpla la ley, para que todo sea perfectamente legal. Corrupción legal.

Da igual que hablen español, euskera, inglés, alemán o chino mandarino, todos utilizan el mismo código. Es el lenguaje del poder y la especulación. ¡Que no nos engañe el Trilero!, nos despistan con las nueces mientras esconden la bola.

Nos hacemos un flaco favor como sociedad, acogiendo a estas personas como referentes en algo positivo.

El Mago Jalamandruki

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fY2u

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal