lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fS3s

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

21/05/2020 :: Nacionales E.Herria

[Eusk/Cast] Euskal presoak borrokan, gu ere bai !!

x Ex-presos y presas politicas vascas de la Txantrea
No hay razón alguna para que ninguna de las miles y miles de personas que cada enero inundamos las calles de Bilbo de ansias de libertad permanezcamos ahora en casa

[Euskara]

Gure bizitzako etaparen batean Euskal Preso Politikoen Kolektiboko kide izan garen guztiok, une honetan, Euskal Herriko kale askotan arnasten den amorru eta ezintasun sentsazioari gehitu beharreko elementuak ditugu. Patxi Ruizek kartzelan har daitekeen erabakirik zailenetako bat hartu du. Gose eta egarri greba aldi berean hastea ez da beste aukera bat, hori, itzulerarik gabeko bide bat izan daiteke.

Hartutako erabakiaren berri eman zuen une beretik, Patxik harresien kanpoaldera kontakizun bat jakinarazi du koronabirusarekin eta pandemia agertu eta azkar batean Murtzia II espetxeko 8. Moduluan egindako mobilizazioekin hasten ez dena.

19 urte kartzelan denbora asko da. Nahikoa denbora da jakiteko espetxea eta espetxe-erakundeak ez direla konformatzen Euskal Preso Politiko guztiei aplikatzen zaizkien baldintza oso latzak betetzearekin. Uste osoa dugu Patxi espetxean etengabe estutzen dutela, aspaldiko urteetan obsesioa duen ankerkeriaz.

Espetxeetako Zuzendaritzak FIES - 3 gisa sailkatutako presoei egiten dien banakako jarraipenari esker, mekanismo sorta oso bat martxan jar daiteke espetxean dauden militanteen bizitza etengabeko tentsioan mantentzeko. Patxi bezalako militante batzuen kasuan, mekanismo horiek krudelkeriaren eta ankerkeriaren mugara eraman dira.

Ez da lehenengo aldia, eta ez da azkena izango, ikuspegi estrategikotik egiten diren hausnarketa guztiak gorabehera, Euskal Preso Politikoen Kolektiboko kideak, agenda alde batera utzita, preso politikoei eta preso sozialei berdin eragiten dieten espetxe-neurriei aurre egitea dakarten dinamika eta aldarrikapenetan inplikatzen direla.

Hori, eta ez besterik da arrazoia, Murtzia II presondegian, beste espetxe askotan bezala, hainbat ekimen arazo handirik gabe garatzearen arrazoia; neurri espezifikoak eskatzeko, COVID - 19ren krisialdi betean, presoen kolektibo desberdinen eskubideak babesteko (adinekoak, 3. gradua betetzen duten pertsonak, gaixotasun larriak dituzten presoak...). Oinarrizko aldarrikapenak hauek dira: kutsatuak ez izateko babes-materiala jasotzea edo senide baten heriotzaren aurrean ehorzketara edo tanatoriora joan ahal izatea.

Koronabirusa agertu ondoren espetxeetan sortutako egoera, zalantzarik gabe, salbuespeneko egoera da.Patxiren jarrerak, bere moduluan 80 presok baino gehiagok garatzen zituzten ekimenekin bat eginez, gure aintzatespen eta babes osoa merezi du. Izan ere, guztiok Aurrera eraman dugun praktika da. Presoei aholkuak ematea, ikusi ditugun eskubide-urraketak salatzea, gure moduluetan garatutako aldarrikapenekin bat egitea eta abar, ohiko jarrerak izan dira gure kartzelako militantzian.

Murtzia II espetxeko 8. moduluan egindako mobilizazio horien ondorioa Espainiako espetxe-sistemak euskal preso politikoentzat diseinatuta duen gerra-eskuliburu baten aplikazioa izan da. Aurrez aurreko erasoa egin diote Patxiren pertsonari eta ez 8. Moduluan garatutako dinamikei. Kartzeleroen erabaki arbitrario bat justifikatzen saiatzeko ekimenetan duen zeregina manipulatu nahi izan dute. Gainera, modulu-buruak mehatxu zuzenak egin dizkio, hark baliabideak, gogoa eta inpunitatea baititu presoaren bizitza infernu handiago bihurtzeko.

Espainiako estatuari berdin zaio Patxi Ruizen bizitza. Hala ez balitz, PSOEk eta Podemosek osatutako ustezko gobernu aurrerakoi horrek Murtzia II espetxeko Zuzendaritzaren jarrera onartezintzat hartuko zukeen eta gaiari buruzko erabakiak egon go lirateke. Ez hori bakarrik, beren karguetatik kenduko zituzketen bata zuria janzteagatik mediku deitzerik badutela uste duten guztiak, nahiz eta beren praktikarekin jantzi hori uniformearen kolore berdea estaltzeko bakarrik erabiltzen dutela frogatu.

PSOEk eta PODEMOSek egoera baten biktima gisa aurkeztu nahi dute euren burua, egoera lazgarri hau lehen minututik saihesteko ardura berea dutenean. Ezin dugu espero osasun arazo bati aurre egiteko kaleen birzentralizazioa eta militarizazioa aukeratu duten alderdien ekimen propiorik. Ala ere, Patxi hiltzen uzteko prest dagoen Murtzia II kartzelako zuzendaritza Patxiren osasunarentzat etabizitzarentzat gerta daitekeen edozein ondorioren erantzule egin behar dugu.

PSOEk eta Podemosek, Espainiako Gobernuaren arduradun nagusiak diren heinean, gure herriaren mezu irmo eta sendoa jaso behar dute, beren erantzukizunari heltzeko. Denborak gauzak konpontzen uztea aurreko gobernuaren praktika txarra zen, muturreko egoeretara bakarrik eramaten duena.

Egunetik egunera, preso gehiagok Patxiren aldeko dinamikarekin bat egiten dute, eta, aldi berean, borrokaldi honek Espainiako kartzela-sistemaren bidegabekerien aurrean militante aktibo gisa berresteko balio die.

 Kalean, berriz, salaketa ekimenek herrietako eta auzoetako kaleak zipriztintzen dituzte. Guztiok dugu gure zeregina, eta, gure gain hartzen ari gara, oso testuinguru zailean.

Hori konpontzeko, herri gisa jardun behar da, eta ahalegin guztiak batu behar dira Patxirentzako eta kartzeletatik iristen diren aldarrikapenentzako egokia den amaiera lortzeko. Gobernu zentralak eta autonomikoek erantzukizuna beren gain hartzea lortu behar dugu. Estatu mailako alderdiek eta haien sukurtsalek mugitu egin behar dute, ustekabeko ondorioak izan ez daitezen.

Patxi Ruiz, Kapota, gure kidea egoera gogor honetatik osorik irtetea Patxik berak hartzen dituen erabakien mende egongo da neurri handi batean, eta noski, guri errespetatu eta babestea besterik ez zaigu geratzen. Patxiren eta gure herriaren interesen alde egitea ahalbidetzen duten bi egoerek gu guztion ahaleginak eta inplikazioa areagotzea eskatzen dute, haien egoera salatzeko eta konponbideak eskatzeko.

PSOEk eta PODEMOSek beste alde batera begiratzeari uztea eta arduraz jokatzea lehentasunezkoa da. Patxiri mezu bat helaraztea hil ala bizikoa da, alegia, kalea antolatuta dagoela edozein erasoren aurrean preso guztien eskubideak defendatzeko, eta, beraz, prest gaudela haren lekukoa hartzeko.

Beraz, bi helburu horietarako, euskal preso politikoen eskubideen alde beti lan egin dugun pertsona guztien presentzia behar dugu. Ez dago arrazoirik urtarrilero Bilboko kaleak askatasun-irrikaz betetzen ditugun milaka eta milaka pertsonetako bakar bat ere orain etxean egoteko. Funtsezkoa da lehendik dauden hitzorduetara joatea, ekimen berriak proposatzea eta antolatzea, eta, azken batean, gure hurbileneko espazioetan antolatzea. Orain edo inoiz ez. Patxiren osotasun fisikoa arriskuan dago, baina askoz gehiago da jokoan dagoena.

Gauzak hórrela, gure egiten ditugun Patxiren aldarrikapen nagusiak, eta jada bizi duen muturreko egoera zein den jakinda,Patxiren alde zein gainontzeko Euskal Preso Politikoen alde egiten ari den lan itzelari indarrak gehitzeko asmoz, mobilizazio egutegi batekin ari gara lanean.

Gure lehen urratsa Txantreako preso ohien multzo zabal baten izenean sinatutako idatzi honen jendarteratzea izan da. Jarraian, egungo eszenatokian ekarpena egin dezakegula uste duten Euskal Preso Politiko ohiei atxikitzeko aukerza zabaldu nahi dieugu. Euskal Preso Politiko guztien egoerari konponbide integralari ekarpena eginez, eta orain bereziki, Patxik bizi duen muturreko egoerari irteera emateko.

Presoak borrokan, gu ere bai!
Gora Euskal Preso Politikoak!
Gora Patxi!
Sinatzaileen izenak:
FIDEL OSES
ARTURO FERNANDEZ
TOMAS INTXAUSTI
OSCAR SANZ
CESAR BARBARIN
IBAI MATEO
UGAITZ ASTIZ
JOSU JIMENEZ
JOSEBA ESPARZA
OIER ARDANAZ
MIKEL PARDO
MIKEL ZUDAIRE
IZASKUN JUAREZ
KARMELE FERNANDEZ
IKER ESPARZA
IOSU ESPARZA
IÑAKI ARISTU
MIKEL PARDO
JOSEBA PAVON
OSCAR BIZKAI
DAVID SOTO
FELIPE CASTELL
IKER ESPARZA
IÑAKI PIDAL

 __________________

[Castellano]

EUSKAL PRESOAK BORROKAN, GU ERE BAI!!!

Todas las personas que en alguna etapa de nuestra vida hemos formado parte del Colectivo de Presos y Presas Políticas Vascas tenemos en estos momentos elementos añadidos que sumar a la sensación de rabia e impotencia que hoy se respira en muchas calles de Euskal Herria.

Patxi Ruiz ha tomado una de las decisiones más difíciles que se pueden adoptar en prisión. Iniciar una huelga de hambre y de sed de forma simultánea no es una opción más, es la opción que puede marcar un camino sin retorno.

Desde el mismo momento en que comunicó la decisión tomada, Patxi se ha encargado de transmitir al exterior de los muros un relato que no empieza ni con el coronavirus ni con las movilizaciones desarrolladas en el módulo 8 de la prisión de Murcia II a raíz de la aparición de esta pandemia.

19 años es muchísimo tiempo en prisión. Suficiente para conocer cuándo la cárcel e instituciones penitenciarias no se conforman con someterte a las durísimas condiciones que aplican al conjunto de Presos Políticos Vascos. Tenemos la convicción de que a Patxi le llevan apretando en prisión de una forma continuada y con un ensañamiento que roza la obsesión desde hace años.

El seguimiento individualizado que Instituciones Penitenciarias hace de los presos y presas clasificados como FIES - 3 permite poner en marcha toda una batería de mecanismos para mantener en una tensión constante la vida de los militantes en prisión. En el caso de algunos militantes como Patxi, esos mecanismos han sido llevados al límite de la crueldad y el ensañamiento.

No es la primera ni pese a todas las reflexiones que se hagan en clave estratégica será por suerte la última vez, en que los y las miembros del Colectivo de Presos Políticos Vascos se implican en dinámicas y reivindicaciones que dejando a un lado nuestra agenda, suponen hacer frente a medidas carcelarias que afectan por igual a presos políticos y a presos sociales.

Esa y no otra es la razón por la que en Murcia II, al igual que en otras muchas prisiones se han desarrollado sin mayores problemas distintas iniciativas para exigir medidas específicas para en plena crisis del COVID - 19, salvaguardar los derechos de distintos colectivos de presos (mayores, gente cumpliendo el 3er grado, presos con enfermedades graves...). Reivindicaciones tan básicas como recibir material de protección para no ser contagiados o poder ante la muerte de un familiar acudir al entierro o al tanatorio.

La situación creada en las prisiones tras la aparición del Coronavirus es si duda excepcional. Y la actitud de Patxi, sumándose a las iniciativas que más de 80 presos desarrollaban en su módulo es algo que merece todo nuestro reconocimiento y apoyo. Es una práctica que de hecho todos y todas hemos llevado adelante. Asesorar a distintos presos, denunciar violaciones de derechos de las que hemos sido testigos o sumarnos a reivindicaciones desarrolladas en nuestros módulos han sido prácticas habituales en nuestra militancia en prisión.

Todo lo que ha derivado de estas movilizaciones en el Módulo 8 de la prisión de Murcia II es la consecuencia de la aplicación a rajatabla de un manual de guerra que el sistema penitenciario español tiene diseñado para los y las presas políticas vascas. Agresión frontal no a las dinámicas desarrolladas en el módulo 8, sino a la persona de Patxi. Manipulación de su papel en las iniciativas para tratar de justificar una decisión arbitraria de los carceleros. Y por último amenazas directas de alguien como el jefe de módulo y de la propia dirección de la prisión, que disponen de medios, ganas e impunidad para convertir tu vida en un infierno todavía mayor.

Al estado español le da igual la vida de Patxi Ruiz. Si no fuera así, ese supuesto gobierno progresista compuesto por PSOE y PODEMOS habría asumido ya como inaceptable la posición de la Dirección del Centro Penitenciario Murcia II y habría tomado cartas en el asunto. Y no solo eso, habrían destituido ya de sus cargos a todos cuantos por vestir una bata blanca creen poder llamarse médicos, pese a que con su práctica demuestren usar esta prenda solo para tapar el color verde de su uniforme.

PSOE y PODEMOS juegan a presentarse como las víctimas de una situación que podrían haber atajado de raíz en el primer minuto. No podemos por tanto esperar ninguna iniciativa por voluntad propia de aquellos partidos que para atajar un problema sanitario han optado por la recentralización y la militarización de las calles. Pero sí debemos optar por hacerles responsables de cualquier consecuencia que para la salud y la vida de Patxi tenga su inacción ante una Dirección de Murcia II dispuesta a dejar morir a Patxi.

PSOE y PODEMOS tienen que recibir, como máximos responsables que son del gobierno español, un mensaje firme y contundente de nuestro pueblo apelando a su responsabilidad. Dejar que el tiempo resuelva las cosas era una mala práctica del antecesor de Pedro Sanchez en el gobierno, que solo condujo a situaciones límite. El PSOE está dispuesto a cometer un nuevo crimen de estado, mientras PODEMOS parece estar listo para firmar en el libro de entrada a las cloacas del estado.

Cada día que pasa hay nuevos presos políticos que se suman a una dinámica que es de apoyo a Patxi, pero que al mismo tiempo les está sirviendo para reafirmarse como militantes activos frente a las injusticias del sistema carcelario español. También a nivel internacional se multiplican las muestras de apoyo, solidaridad y condena.

Mientras fuera de las prisiones las iniciativas de denuncia salpican las calles de pueblos y barrios. Todos y todas, tenemos y de hecho vamos asumiendo nuestro papel en un contexto enormemente complicado, que solo puede resolverse actuando como pueblo y sumando todos los esfuerzos en el objetivo de lograr un final satisfactorio para Patxi y para las reivindicaciones que llegan desde las cárceles.

¡Hay que conseguir que los gobiernos central y autonómicos asuman su responsabilidad! ¡Los partidos de ámbito estatal y sus sucursales tienen que moverse para evitar un fatal desenlace de consecuencias imprevisibles!

Que nuestro compañero Patxi Ruiz, Kapota, salga entero de esta durísima situación va a depender en buena medida de las decisiones que el propio Patxi vaya tomando y que por supuesto a nosotr@s solo nos queda respetar y apoyar.

Pero las dos situaciones que permiten resolver favorablemente para los intereses de Patxi y de nuestro pueblo esta situación pasan por redoblar los esfuerzos y la implicación de todos y todas nosotras en la denuncia de su situación y en la exigencia de soluciones. Conseguir que PSOE y PODEMOS dejen de mirar para otro lado y actúen con responsabilidad es prioritario. Hacer llegar a Patxi el mensaje de que la calle está organizada para defender los derechos de todos los presos y presas políticas frente a cualquier agresión y que por tanto estamos preparadas para recoger su testigo es vital.

Y para ambas cosas necesitamos la presencia masiva en la calle de todas aquellas personas que siempre, siempre, hemos trabajado en favor de los derechos de los y las presas políticas vascas. No hay razón alguna para que ninguna de las miles y miles de personas que cada enero inundamos las calles de Bilbo de ansias de libertad permanezcamos ahora en casa.

Acudir a las citas ya existentes, proponer y organizar nuevas iniciativas, organizarnos en definitiva en nuestros espacios más cercanos es fundamental. Es ahora o nunca. La integridad física de Patxi está en riesgo, pero es mucho más lo que hay en juego.

Por eso, el propósito de nuestra iniciativa es sumar fuerzas en torno a las reivindicaciones que los y las presas políticas vascas están impulsando desde las prisiones. Haciendo especial hincapié en la exigencia de su traslado a Euskal Herria y el respeto escrupuloso a todos sus derechos.

Hacemos así nuestras las principales reivindicaciones de Patxi. Y ante la extrema situación en que desarrolla su lucha, trabajamos ya con un calendario de movilizaciones que permitan sumar fuerzas al enorme trabajo que ya se desarrolla en favor de Patxi y del conjunto de Presos y Presas Políticas Vascas.

Nuestra primera iniciativa es la presentación pública de este texto firmado por un buen número de ex-presos y ex-presas del barrio de la Txantrea. Y tras ella buscaremos la adhesión al mismo de cuantos ex-presos y ex-presas políticas vascas crean que podemos aportar positivamente en el actual escenario. Aportando a una solución integral para el conjunto de Presos y Presas Políticas Vascas, y contribuyendo de forma especial a poner soluciones a la extrema situación en que nuestro compañero Patxi Ruiz tiene actualmente que pelear sus reivindicaciones.


PreS.O.S. en lucha, gu ere bai!
Gora Euskal Preso Politikoak!
Gora Patxi!

Las adhesiones se recogerán a través del siguiente correo electronico:
patxirekinelkartasuna@gmail.com

Nombres de los firmantes:


FIDEL OSES
ARTURO FERNANDEZ
TOMAS INTXAUSTI
OSCAR SANZ
CESAR BARBARIN
IBAI MATEO
UGAITZ ASTIZ
JOSU JIMENEZ
JOSEBA ESPARZA
OIER ARDANAZ
MIKEL PARDO
MIKEL ZUDAIRE
IZASKUN JUAREZ
KARMELE FERNANDEZ
IKER ESPARZA
IOSU ESPARZA
IÑAKI ARISTU
MIKEL PARDO
JOSEBA PAVON
OSCAR BIZKAI
DAVID SOTO
FELIPE CASTELL
IKER ESPARZA
IÑAKI PIDAL

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fS3s

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal