lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cW6y

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

29/07/2011 :: Nacionales E.Herria

Bildu, la lucha de clases, motor de la historia

x Euskal Herriko Komunistak
La acumulación de fuerzas (muralla popular) que ha conseguido BILDU debe seguir aumentando.

EL SALTO CUANTITATIVO DE BILDU

Lo mínimo que se puede decir de los resultados electorales de BILDU es que son impresionantes. Pero lo que más llama la atención de todo lo sucedido en las pasadas elecciones municipales reside en que todo el esfuerzo realizado (y hablamos sólo de los años de ilegalización) por parte de los gobiernos español y francés con la inestimable ayuda de unionistas y regionalistas en el campo represivo y mediático, no ha conseguido ni aislar, ni dividir, ni mucho menos derrotar a la Izquierda abertzale y a sus aliados.

Hay quien afirma que la campaña electoral de BILDU fue promocionada y potenciada de manera involuntaria por todos aquellos que deseaban ver su fracaso. Puede ser. Pero una cosa es evidente, que las personas que han votado a BILDU, independientemente de sus motivos, sabían a quién votaban. No cabía engaño alguno. Esa y no otras cuestiones, es lo que ha desarticulado finalmente toda la parafernalia propagandística y represiva ideada desde Madrid y Paris.

PERSISTENCIA REPRESIVA

No somos ingenuos ni lanzamos las campanas al vuelo. Los gobiernos español y francés no han pasado capítulo. No están preparados para aceptar lo que objetivamente es palpable: la voluntad del Pueblo vasco y en especial su clase trabajadora de emanciparse del dominio español y francés.

Los comunistas abertzales sabemos que la amenaza imperial persiste y mantiene toda su presión, a la espera de un momento propicio para dar un “nuevo golpe de mano”. Los planes de los enemigos del Pueblo trabajador vasco no han sido aún desbaratados y por ello contemplamos la etapa política actual de “Frente Democrático” de una manera coyuntural. Sabemos, por la experiencia histórica, que las burguesías no tienen entre sus principios renunciar a sus privilegios de clase de una manera pacífica.

COYUNTURA INTERNACIONAL

Hay quien piensa aún, a pesar de que la grave situación económica, social y política global que apunta a todo lo contrario, que en alguna medida, el conflicto del Pueblo vasco con los estados español y francés tiene “vías resolutivas” en el campo internacional con la ayuda de asesores externos. El representante de esos asesores, Bryan Currin, puntualizaba que:

…en Euskal Herria no se estaba en un proceso de resolución sino de transformación del conflicto y que esa transformación consistía básicamente en sacar la violencia de la ecuación, lograr transformar el conflicto armado en una confrontación lo más “limpia” posible.

La candidez política no cabe en este proceso si tiene deseos de triunfar. Tan grave sería para BILDU estancarse como creer que, si el Frente Democrático sigue avanzando posiciones, los mediadores internacionales impedirían una decisión de Estado de acabar con BILDU.

Euskal Herria por tanto, no puede permitirse el lujo de tener una fractura en su memoria y “olvidar”. Los presos políticos vascos están ahí para recordarnos cuál es la realidad actual. El propio Currin asume una contradicción remarcando que: un proceso no puede ser eternamente unilateral.

ACUMULACIÓN DE FUERZAS

En otro orden de cosas, BILDU sigue creando nuevas situaciones en el interior de aquellas fuerzas abertzales que decidieron quedar al margen del Frente Democrático. Aralar y NABAI son ejemplos de lo que decimos. Tras sus relativos “fracasos electorales” intentan resituarse aceleradamente. Ambas formaciones optan a conseguir posiciones cómodas que les permitan mantenerse en el candelero político aspirando a ganar más centralidad.

La acumulación de fuerzas (muralla popular) que ha conseguido BILDU debe seguir aumentando. Y esa acumulación tiene sentido si procura el desbordamiento del marco establecido y si actúa en defensa de la clase trabajadora y los sectores populares. No puede existir otra orientación en la línea de actuación de BILDU. En la Izquierda Abertzale, de la que formamos parte los comunistas de EHK, recae la principal responsabilidad de activar y coordinar todos los frentes de lucha, el ideológico, el institucional, el sindical y la lucha de masas.

CHOQUE DE TRENES

El choque de proyectos antagónicos resulta inevitable. Por un lado BILDU y por otro la negativa de los Estados a aceptar las legítimas aspiraciones del Pueblo vasco y su clase trabajadora, todo ello en un escenario de crisis económica y autonómica en el estado español y de profunda desorientación en el jacobinismo francés.

Tarde o temprano, las fuerzas que componen BILDU van a tener que mirarse al espejo y en ese instante la historia pondrá a cada uno en su sitio. La lucha de clases es el motor de la historia.

EUSKAL HERRIKO KOMUNISTAK (EHK)

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cW6y

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal