lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/fL2e

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

06/08/2018 :: Nacionales E.Herria

Geopolítica de la III guerra mundial

x Herritar Batasuna
En los próximos años tenemos que construir un amplio Frente antiimperialista, antifascista, anticapitalista, internacionalista y revolucionario

HERRITAR BATASUNA quiere expresar su solidaridad internacionalista más calurosa al Pueblo Trabajador de Venezuela, y al mismo tiempo condenar firmemente el atentado terrorista e imperialista que el presidente Nicolás Maduro ha sufrido recientemente. Dejando a un  lado, por el momento, en estos graves instantes, las críticas y autocríticas exigentes y sinceras entre revolucionari@s, le damos toda nuestra ayuda y apoyo, clara y sinceramente, a la Revolución Bolivariana de Venezuela, y a todas las organizaciones, instituciones, partidos y grupos que están luchando a su favor, especialmente al presidente Maduro. Adelante, amig@s y camaradas! Démosle duro entre tod@s, contra el Imperialismo y a favor de la Revolución Socialista!

De Nicaragua a Yemen, de Siria a Corea, de Palestina a Colombia, de Ucrania a toda África (Somalia, Sudán, Congo, Nigeria, República Centroafricana, Mali...), de Afganistán a Venezuela, el Imperialismo está en plena ofensiva global contra todos los Pueblos Trabajadores del mundo. En este contexto situamos este criminal y despreciable intento de magnicidio.

El presidente Maduro ha señalado el autor intelectual del atentado: Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. Hace poco Colombia se ha integrado en la OTAN. Esto nos muestra las verdaderas intenciones del Imperialismo contra Venezuela y toda América Latina: guerra. En 2016 Juan Manuel Santos recibió el premio Nobel de la “Paz”, por haber conseguido la rendición del sector reformista y oportunista de las FARC. La jugada es evidente: derrotar y desarmar a la guerrilla colombiana es una condición indispensable para destruir militarmente a la Revolución Bolivariana de Venezuela. Efecto dominó contrarrevolucionario.

Junto con Juan Manuel Santos, en la lista del premio Nobel de la “Paz” aparecen otros terroristas, asesinos y fachas notorios, llenos de honores por trabajar a favor del Imperialismo: Henry Kissinger, Menachem Begin, Lech Walesa, Mikhail Gorbatchov, Frederik De Klerk, Isaak Rabin, Shimon Peres, Jimmy Carter, Al Gore, Barack Obama, Kofi Annan, la propia Unión Imperialista Europea... El narcoterrorista de extrema derecha colombiano está en buena compañía, junto con Alvaro Uribe e Iván Duque, preparando las próximas guerras imperialistas contra los Pueblos Trabajadores de América.

Hay que estar ciego para no ver que el Imperialismo yanki y sionista está agrediendo sistemáticamente a todos los Gobiernos de izquierdas, progresistas y antiimperialistas de América Latina. Nicaragua ha sido el último objetivo. Lo que está detrás de esto, es el canal interoceánico que China quiere construir en ese país, al mismo nivel que el de Panamá, que revolucionará el equilibrio geoestratégico del planeta. Quieren hacer en Nicaragua lo mismo que hicieron en Siria. Y allí hay intereses geopolíticos enormes, el control del petróleo y la localización y explotación de los oleoductos, precisamente.  Y los intereses estratégicos del Sionismo, para destruir la resistencia antiimperialista de Palestina y Líbano. De Nicaragua a Siria, de Afganistán al Donbass, HERRITAR BATASUNA se une y apoya a quienes luchan contra el Imperialismo y el Fascismo, sean cuales sean nuestras diferencias tácticas y estratégicas. Tenemos claro cuál es el verdadero enemigo principal, y no caeremos jamás en las trampas del Imperialismo.

Hemos aprendido, precisamente, de la terrible destrucción de Libia. Libia era el país más rico de África, y en 2010, según el Banco Mundial, tenía “unos altos índices de crecimiento económico y unos indicadores muy positivos de desarrollo humano.” El 19 de marzo de 2011 comenzó la agresión imperialista, bajo la dirección de Adolf Obama e Hitllary Clinton. ¿Qué estaba detrás de esta agresión? Gadafi quería impulsar una moneda africana, en lugar del dólar y el franco, para sacar a África de la dependencia económica.  Libia tiene grandes recursos en  gas y petróleo, y unas reservas estratégicas de agua dulce gigantes bajo el suelo del desierto. Los Estados Unidos, el Estado Sionista, Inglaterra, Francia y las corruptas y fundamentalistas petromonarquías árabes no podían tolerar eso. A Gadafi se le podían hacer muchas críticas revolucionarias, por supuesto, pero el caos islamista y esclavista que la OTAN ha impuesto en su lugar prueba claramente a favor de qué y de quién teníamos que haber estado l@s revolucionari@s, a pesar de todas las diferencias y todas las críticas. ¡A ver si aprendemos de una vez!

En estos momentos tan graves y decisivos para tod@s l@s revolucionari@s del mundo, pensamos que tenemos que hacer análisis y estudios concretos y globales de las luchas de clases que se están desarrollando en todo el planeta, para no perdernos en el ovillo y los nudos de los acontecimientos. Para tener siempre el norte muy claro, en los ojos, en la cabeza y en el corazón: revoluciones socialistas en todo el mundo, en el largo y difícil camino hacia la construcción de sociedades sin clases, ni patriarcado, ni estado. En el caso de Euskal Herria, al mismo tiempo que la Revolución Ecosocialista y Feminista, la recuperación de la Independencia y la unidad territorial, y la total reeuskaldunización de nuestro país, Nafarroa.

El pasado 19 de julio, en el comunicado “Contra el Fascismo, Revolución”, decíamos esto: “Igual que sucedió en el siglo XX, la profunda crisis del Capitalismo nos traerá fascismos y guerras mundiales en el siglo XXI”. La actualidad cotidiana confirma la veracidad de esta reflexión. Paso a paso, las contradicciones de la lucha de clases a nivel mundial se están acumulando delante de nuestros ojos. Es fundamental hacer un análisis adecuado de ellas, para no caer en las trampas, engaños, manipulaciones y falsificaciones del enemigo imperialista.

El sistema global del Capitalismo Imperialista está sumido en cinco crisis: 1.- Una crisis económica profunda y estratégica: ya que en la acumulación capitalista, la tasa de ganancia tiene una tendencia decreciente, a causa de la composición orgánica cada vez más pesada del Capital. 2.- Decadencia del poder imperial absoluto de los Estado Unidos y erosión de la hegemonía financiera del dólar, así como la tendencia ascendente de los estados capitalistas nuevos: China, Rusia, India... 3.- Cambio climático global,el cual se agudizará de modo violento en las próximas décadas, como ya lo estamos notando. 4.- Escasez y agotamiento de los recursos minerales y energéticos, especialmente del petróleo. 5.- Colapso de los ecosistemas del planeta, especialmente los de los mares y océanos. Todos estos fenómenos nos muestran la gravedad de la situación. Hoy en día lo decimos más claro que nunca: ¡Socialismo o Barbarie!

Es a la luz de esta crisis global y compleja que debemos comprender el inicio de la III Guerra Mundial y todas las guerras y conflictos que se han dado en los últimos años. El Imperialismo capitalista hegemónico, es decir, los Estados Unidos y el Estado Sionista, junto con sus aliados y satélites, se dieron cuenta hace mucho tiempo de la gravedad de esta crisis global, y prepararon, a fines del siglo XX, una contraofensiva muy dura, a partir de 1979, con el objetivo de prolongar el tiempo de su dominio. Reagan, Margaret Thatcher y Karol Woijtyla fueron los líderes de la ofensiva imperialista neoliberal. El objetivo era destruir de una vez por todas el Socialismo y la victoria total del Capitalismo en todo el planeta.

Tras el colapso de la Unión Soviética y el bloque socialista en 1991, los Estados Unidos de convirtieron en el poder hegemónico absoluto del planeta. Eran conscientes de que esa situación no iba a durar mucho tiempo, a causa de los factores de crisis mencionados antes. Por eso han iniciado en las últimas décadas decenas de guerras preventivas, las cuales comenzaron el 11 de septiembre de 2001, por medio de los atentados terroristas islamistas teledirigidos por los servicios secretos de los Estados Unidos y el Estado Sionista. Las invasiones de Afganistán e Irak, Palestina, Líbano, Libia, todas las guerras de África... La lista de las agresiones imperialistas es estremecedora.

Ahí situamos nosotr@s el punto de partida de la III Guerra Mundial. Como sucedió con las guerras mundiales anteriores, el inicio oficial será mucho más tarde, y todavía no sabemos cuándo.  Pero como la trenza y espiral de las contradicciones y conflictos comenzó mucho antes que el 28 de julio de 1914 y el 1 de septiembre de 1939, podemos decir claramente que estamos ya inmersos en la III Guerra Mundial, y que podemos comprender todo lo ocurrido en las últimas décadas a la luz de esta hipótesis. Los fascismos y las guerras mundiales se nos vienen encima. ¡Despertemos ya de una vez! Winter is coming...

El Imperialismo capitalista hegemónico de hoy en día, los Estados Unidos y el Estado Sionista, y sus satélites y lacayos de la OTAN están inmersos en una dinámica constante de guerras. El objetivo final es destruir Rusia y China, y con ellas todo estado que pudiese poner en cuestión su poder y hegemonía: Irán, Venezuela, Corea...  Como China y Rusia tienen armas nucleares abundantes, la estrategia del Imperialismo es hacer estallar constantemente guerras en sus periferias. Guerras comerciales, tecnológicas, mediáticas y militares. De Corea a Ucrania, de Siria a Nicaragua. Esa es la estrategia de los Estados Unidos y especialmente la vía de Donald Trump: guerra en todos los frentes, para evitar como sea la decadencia del Imperio yanki.

El Estado Sionista sigue su propia agenda en esta estrategia global de las guerras imperialistas. Como su objetivo es colonizar totalmente Palestina e imponer en Jerusalén la capital del sionismo, debían destruir la resistencia palestina, especialmente la de Gaza. No lo consiguieron. Por lo tanto, para quebrar Palestina, debían liquidar la resistencia antiimperialista del Líbano, especialmente Hezbollah. No lo han podido lograr. Por consiguiente, para romper el Líbano tenían que arrasar Siria. Han fracasado. Por lo tanto, para doblegar a Siria tienen que destruir Irán, y más tarde Rusia. He aquí la lógica escalofriante de la escalada belicista: la III Guerra Mundial.

Entre los estados imperialistas y terroristas de la OTAN se encuentran Francia y España, los conquistadores, ocupantes y colonizadores de Euskal Herria, los enemigos del Pueblo Trabajador Vasco. Por lo tanto la lucha de l@s vasc@s por nuestra libertad, nuestra causa independentista y socialista revolucionaria es antiimperialista desde el principio y desde la raíz. Nos situamos plenamente en la geopolítica de la III Guerra Mundial, con un objetivo claro: convertir las guerras imperialistas en revoluciones socialistas, conquistar la liberación nacional y social en el corazón de Europa, a una con el resto de Pueblos Trabajadores, basándonos en el internacionalismo proletario. La República Socialista Vasca.

HERRITAR BATASUNA dice claramente que el único medio de hacer frente a los fascismos y a las guerras imperialistas es hacer la Revolución Socialista en todo el mundo. Eso es duro y difícil. La Revolución Socialista no se organiza de un día para otro. Se necesita formación, organización y lucha. En todos los frentes. Durante largos años. Con un gran coste humano. Pero l@s trabajador@s de todo el mundo nos tenemos que unir, organizar y luchar, antes de que sea demasiado tarde.

En Euskal Herria, l@s trabajador@s vasc@s, junto con los otros sectores populares, tenemos que hacer la Revolución Socialista Vasca, contra el imperialismo de Francia y España, y más allá, contra el Capitalismo global. No hay otra salida. Ya sabemos que hay muchos grupos de pseudo izquierda que proponen vías más fáciles y suaves, más “realistas”. Si alguien te dice que conseguiremos la libertad fácilmente, te quiere engañar. Si alguien cree que los Fascismos y las Guerras Mundiales  las pararemos votando cada cuatro años con un papelito, está muy equivocado. La lucha es el único camino, la lucha revolucionaria. No hay otro camino, y no lo habrá.

Es totalmente inútil pensar que todas esas guerras y catástrofes suceden lejos de Euskal Herria, y que no es nuestro asunto, que nostr@s vivimos bien, y que ahí se las arregle el resto. Esa actitud, además de ser suciamente egoísta, es también suicida. Totalmente. El Pueblo Trabajador vasco es una pequeña nación en medio de dos gigantes imperialistas, y no lograremos la libertad nacional y social sin destruir esos dos estados enemigos. Y eso, lo haremos junto con el resto de los Pueblos Trabajadores de este planeta, o no lo haremos.

¡Trabajador@s, y especialmente l@s jóvenes! ¡Tod@s las ciudadan@s que queréis la libertad de Euskal Herria! ¡Organizaos, luchad duramente! Nosotr@s no os diremos dónde o cómo, eso vosotr@s veréis, pero tened claro que la tormenta imperialista que se nos viene encima es terrible, y que le tenemos que hacer frente. De la misma manera que vencimos al Fascismo en el siglo XX, destruiremos también el Imperialismo en el siglo XXI, no tengáis ni la más mínima duda. Para eso, el camino es la formación, la organización y la lucha. Trabajo, esfuerzo, sudor y cansancio.

En los próximos años tenemos que construir un amplio Frente antiimperialista, antifascista, anticapitalista, internacionalista y revolucionario, para luchar tod@s junt@s contra las agresiones que se anuncian, y para fortalecer todos los movimientos obreros y populares a favor de la Revolución Vasca.HERRITAR BATASUNA está dispuesta a hacer alianzas amplias en torno a un programa independentista y revolucionario claro, en el camino de la República Socialista Vasca. 

No conseguiremos la libertad integrándonos en las instituciones del sistema. No conseguiremos la libertad pactando con la burguesía vasco-española y nacional-católica del PNV la reforma del Estatuto vascongado de la Moncloa, y organizando cadenas humanas a favor de semejante fraude. No conseguiremos la libertad votando al PSOE en el Parlamento español. No conseguiremos la libertad felicitando al terrorista e imperialista de Donald Trump, ni poniendo pañuelicos rojos a los guardias civiles en las fiestas del pueblo. No conseguiremos la libertad aparcando en un rincón la Amnistía Total y en su lugar rogando humildemente que se aplique la legalidad de nuestros enemigos nacionales y de clase. No conseguiremos la libertad con el trabajo parlamentario de políticos profesionales. ¡Conseguiremos la libertad organizándonos disciplinadamente y luchando duramente en las calles y en las fábricas y en todos los frentes!  

Aurrera! Independencia, Socialismo, Reunificación y reeuskaldunización de Euskal Herria, Feminismo, Ecologismo, Internacionalismo, Antifascismo... Nuestros objetivos e ideales son claros y hermosos. Merecen la pena. ¡Vamos tod@s junt@as a luchar a favor de ellos! Teniendo en el recuerdo a Txabi Etxebarrieta, Eustakio Mendizabal, Argala y al resto de gudaris que cayeron en la lucha a favor de la Revolución Vasca, teniendo en el corazón a tod@s l@s militante revolucionari@s vasc@s que tienen nuestros enemigos secuestrados en las prisiones, gritemos:

Jo ta ke irabazi arte! Hasta la victoria, siempre!

GORA VENEZUELAKO IRAULTZA BOLIVARIARRA!

GORA HERRI LANGILEEN BORROKA ANTIINPERIALISTAK!

GORA NAFARROAKO EUSKAL LANGILE ERREPUBLIKA SOZIALISTA!

compartir

                          

Dirección corta: http://lahaine.org/fL2e

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal