lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW2w

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

16/01/2021 :: Nacionales E.Herria

Masivo rechazo en Bilbao al desahucio de Judith, mujer de 24 años y a punto de dar a luz

x AZET Etxebizitza Sindikatua
"En esta ocasión el tiburón no es el típico gran propietario, sino las instituciones públicas: el Ayuntamiento y Viviendas Municipales de Bilbao".

Al grito de “¡JUDITH SE QUEDA EN EL BARRIO!”, cientos de personas se han acercado hasta la Plaza Corazón de María en el barrio de San Francisco de Bilbao, para participar en la movilización contra el desahucio de Judith, compañera del Sindicato de Vivienda AZET. Una mujer de 24 años que está a punto de dar a luz. Durante el confinamiento, Judith se quedó sin trabajo ni ingresos, por lo que no pudo pagar el alquiler y acabó quedándose en la calle. En esa desesperada situación, entró en una casa vacía, propiedad de Viviendas Municipales de Bilbao, en la que vive desde hace unos meses.

Hace unas semanas, mediante una carta, supo que iba a ser desahuciada. En dicha misiva se le hacía saber que había empezado un proceso de desahucio express.

“Otro desahucio, otra persona que, en medio de una pandemia y una crisis económica sin precedentes, puede quedarse en la calle. Sin embargo, en esta ocasión el tiburón no es el típico gran propietario, sino las instituciones públicas: el Ayuntamiento y Viviendas Municipales de Bilbao. Quienes tendrían que tener como objetivo garantizar el acceso a la vivienda de todas las trabajadoras actúan como especuladores”.

Desde AZET preguntan:

– ¿Cómo podrán justificar sino tener viviendas públicas vacías?

– ¿Cómo explicarán haber puesto puertas ANTIOKUPAS en las viviendas municipales?

– ¿De qué manera explicarán que familias que cumplen con los requisitos necesarios para optar a una vivienda municipal estén en la calle?

– ¿Cómo defenderán el querer desahuciar a una mujer como Judith en su situación?

Además, para el sindicato el caso de Judith no es aislado: En los últimos meses les han llegado casos similares.

Por todo esto, desde AZET Etxebizitza Sindikatua hacen la siguiente lectura política:

“La problemática de la vivienda no es un problema sectorial. La vivienda es un problema estructural al que hacemos frente a diario las desposeídas, es un problema que atraviesa todos los ámbitos de nuestra vida.

En el trabajo diario del sindicato vemos que los problemas relacionados con la vivienda están atravesados por las dinámicas de opresión de la sociedad: la vivienda es un problema de clase. Por un lado, sitúa a los propietarios (con poder económico y social) y por otro lado, a las desposeídas (quienes sufrimos trabajos cada vez mas duros y precarios para acabar dejando nuestro sueldo en el alquiler).

Al problema de clase se le suma, además, el racismo y la opresión patriarcal. Puesto que si eres migrante o racializada, se te niegan los mínimos derechos garantizados por ser inquilina (tener contrato o padrón), convirtiéndose estos derechos en privilegio en manos de unos pocos.

En el caso de las mujeres trabajadoras alquilar una vivienda significa, muchas veces, vivir todo tipo de violencias patriarcales (simbólica, psicológica, física) tanto por parte del propietario o del subarrendador como de una institución pública (como en el caso de Judith). Por eso decimos que el caso de Judith no es un caso aislado ni casual. Del mismo modo que no es casual que ella sea mujer, de clase trabajadora y madre soltera”.

Por todo ello, hoy desde AZET Etxebizitza Sindikatua quieren dejarles claro a los ESPECULADORES, a los GRANDES PROPIETARIOS, a los FONDOS BUITRE, a QUIENES LES PONEN LA ALFOMBRA ROJA A TODOS ELLOS y a quienes quieren sacar beneficio de la miseria de la gente, que “los tendrán en frente y organizadas”. Porque están convencidas que frente a cualquier enemigo, reafirman su apuesta por seguir luchando, desarrollando la lucha radical por la vida y la vivienda, respondiendo de forma colectiva a las necesidades individuales, valiéndose de la solidaridad de clase y de la autodefensa colectiva y vecinal.

JUDITH AUZOAN!

Gaur AZET Etxebizatza Sindikatuko kide den Judith kaleratu nahi dutelako gaude hemen. Judith 24 urteko emakumea da, erditzeko zorian dagoena. Konfinamendu bitartean lan eta diru sarrera barik geratu zen, ezin izan zuen alokairua ordaindu eta kale gorrian geratu zen.

Egoera desesperatu honetan hutsik zegoen Udal Etxebizitzetako batean sartu zen eta bertan bizi izan da azken hilabeteetan. Duela aste batzuk etxetik kaleratuko dutela jakin zuen. Gutun bat jaso zuen; etxegabetze-express prozedura hasi zela jakinarazteko.

Beste etxegabetze bat, pandemian eta aurrekaririk gabeko krisi ekonomiko baten erdian. Kalean gera litekeen beste pertsona bat. Baina kasu honetan, marrazoa ez da ohiko jabe handi bat; oraingoan arduradunak erakunde publikoak dira: Udala eta Bilboko Udal Etxebizitzak.

Bai, ongi entzun duzue, langile guztion etxebizitza eskubidea bermatzea helburu izan beharko zuten instituzioek, espekulatzaile ziztrinen antzera jarduten dute.

– Zelan azalduko dute bestela egoera honetan HUTSIK dauden etxebizitza publikoak egotea?

– Nola argudiatuko dute hutsik dauden Udal Etxebizitza horietan ate ANTI-OKUPAK instalatu izana?

– Zelan azalduko dute hainbat persona eta familia, Udal Etxebizitza bat eskuratzeko baldintza guztiak bete arren, kale gorrian egotea?

– Zelan defendatu Judithen egoeran dagoen emakume bat, pandemia erdian kaleratu nahi izana?

Baina Judithena, ez da kasu isolatua: azken hilabetetan asok eta asko izan dira Sindikatura iritsitako antzeko kasuak.

Horregaitik AZETetik egiten dugun irakurketa politikoa hau da:

Etxebizitzaren problematika ez da arazo sektorial bat. Etxebizitzaren problematika desjabetuok egunero aurre egiten diogun arazo ESTRUKTURALA da, gure bizitzako esparru guztiak zeharkatzen dituen arazoa alegia.

Sindikatuko egunerotasuneko lanean ikusten dugun bezala, etxebizitzaren problematika gizartearen zapalkuntza dinamikengatik guztiz zeharkatuta dago: etxebizitzarena, klase arazo bat da. Alde batean jabeak jartzen dituelako (euren botere ekonomiko eta sozialarekin) eta bestean, berriz, desjabetuok (Alokairu bat ordaintzen gastatzen dugun soldata lortzeko, esplotazio egoera gero eta bortitzagoetan lan egin behar dugunok).

Gainera klase arazo hori arrazakeriarekin eta zapalkuntza patriarkalarekin tartekatzen da; izan ere, migrantea edo arrazializatua bazara, inkilina gisa bermatzen zaizkigun eskubide txikienak (kontratu bat izatea edo erroldatu ahal izatea) ukatu egiten zaizkizu eta gutxi batzuen pribilegio bihurtzen dira.

Emakume langileon kasuan gainera etxebizitza bat alokatzea, askotan, gizartean dauden indarkeria patriarkal mota guztiak bizi behar izatea eragiten digu (indarkeria sinbolikoa, psikologikoa eta fisikoa), dela jabeen aldetik, dela subarrendadoreen aldetik, dela erakunde publikoen aldetik (Judithen kasuan, adibidez). Hortaz, Judithena ez da kasu isolatua, ezta kasuala. Kasualitatea ez den moduan Judith langile klasekoa izateaz gain emakume gaztea izatea, ama bakarra izango dena.

Horregaitik, gaur argi esan nahi diegu ESPEKULATZAILEEI, JABE HANDIEI, FUNTS PUTREEI, BANKUEI, GUZTI HAUEI ALFONBRA GORRIA JARTZEN DIETEN INSTITUZIOEI eta gure miseriarekin aberastu nahi duen orori AURREAN IZANGO GAITUZTELA. Aurrean eta antolatuta.

Horregaitik, gure apostua borrokan jarraitzea izango da, etxebizitzaren aldeko borroka erradikala garatuz eta behar indibidualei kolektiboki erantzuten, klase elkartasunak eta auzodefentsaz baliatuz.

https://www.ecuadoretxea.org/masivo-rechazo-en-bilbao-al-desahucio-de-judith-mujer-de-24-anos-y-a-punto-de-dar-a-luz/

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW2w

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal