lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW9K

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

15/02/2021 :: Nacionales E.Herria

Únicamente los bolcheviques fueron los que apostaron plenamente por el Derecho de Autodeterminación

x Andoni Baserrigorri
Andoni Baserrigorri entrevista a Orain Herria

Orain Herria es uno de esos colectivos que han aparecido en Euskal Herria, para hacer frente a la socialdemocracia vasca. También muy activo en las redes sociales tiene un perfil abiertamente comunista y ciertamente ha logrado llamar la atención de muchas personas que no comulgan con la deriva reformista de lo que fue el MLNV y de su coalición EH Bildu.

No obstante, es mejor que las mismas personas que componen este colectivo respondan a una serie de preguntas para así, que ellas mismas nos expliquen quienes son y respondan a una serie de cuestiones

 La primera pregunta es obvia. Os conocemos por las redes sociales donde sois muy activos, por lo que poco más sabemos de vosotras, quizás sería interesante que nos comentaseis quienes sois, en que área geográfica de Euskal Herria trabajáis….

 Antes de nada, en nombre de todos los militantes que conformamos ORAIN Herria te queremos agradecer Andoni por haberte interesado en nosotros y que accedas a realizarnos la entrevista para explicar a la gente qué es ORAIN Herria, cuáles son nuestras reivindicaciones y para qué ha nacido ORAIN Herria.

Dicho esto, debemos recalcar que ORAIN Herria es un Frente de Masas marxista-leninista fundado por varios trabajadores y estudiantes vascos a principios de marzo del 2020, esto es, en pleno confinamiento. Si bien, antes de constituir ORAIN Herria los militantes que integramos este proyecto político habíamos realizado distintas prácticas en la calle, reuniones, charlas políticas y demás no fue hasta marzo cuando decidimos constituir definitivamente ORAIN Herria. Es importante subrayar que el haber nacido a principios de la pandemia nos ha condicionado enormemente y nos ha obligado adaptarnos a las condiciones materiales teniendo que variar nuestras actividades en numerosas ocasiones, pero dentro de lo que hemos podido hemos seguido adelante y estamos consolidando el Frente de Masas. A esto responde que por fuerza mayor debamos basar ahora nuestra actividad en hacernos notar en las redes sociales, pero no queremos pecar con esto, puesto que siempre que podemos actuamos en la calle y llevamos a cabo la labor de organización con estudiantes y trabajadores.

ORAIN Herria es un Frente de Masas marxista-leninista que aspira organizar y concienciar a los elementos de la clase obrera para definir una teoría que sirva no solo para comprender la realidad que nos rodea, sino para cambiarla y así poder realizar una práctica revolucionaria alejado del revisionismo y el espontaneísmo que tanto daño a hecho a la clase trabajadora. Ciertamente, ORAIN Herria nace por la necesidad de constituir un poder popular, obrero, alternativo y autosuficiente alejado de la socialdemocracia y de la nefasta influencia que ejerce hoy la burguesía y todas las luchas parciales defendidas por la pequeñaburgesía. Euskal Herria siempre se ha caracterizado por ser un pueblo combativo y organizado, pero la irrupción de la socialdemocracia en la sociedad vasca, la influencia del izquierdismo en los distintos grupos de Euskal Herria, en definitiva, el alejamiento de la clase trabajadora del socialismo y del comunismo, ha dejado un enorme vacío en el movimiento obrero vasco y es necesario consolidar una organización superior de la clase trabajadora. Los marxistas-leninistas vascos nos hemos quedado huérfanos de un Partido realmente revolucionario y combativo es por esta razón por la que nace ORAIN Herria. Es sumamente necesario comenzar a organizarnos en base una teoría real y transformadora, recuperar el método del materialismo dialéctico e histórico para analizar tanto la sociedad como la historia, es menester concienciar a la clase trabajadora del enorme potencial revolucionario que tiene y no dispersar las fuerzas en luchas parciales que a lo sumo pueden arrancar migajas a las clases explotadoras. ORAIN Herria pretende cumplir todas estas misiones y orientar a la clase trabajadora hacia su misión histórica: la sociedad comunista. Resumiendo, ORAIN Herria trabaja para ir sentando las condiciones subjetivas para la revolución social agrupando y centralizando los esfuerzos de la clase trabajadora. Queremos recalcar, que ORAIN Herria aspira a convertirse en la vanguardia de la clase trabajadora, pero tenemos claro que la revolución no la hace la vanguardia la hacen las masas populares y trabajadoras.

Siguiendo con tu pregunta, ORAIN Herria actualmente basa su actividad en Oarsoaldea, ya que pese movernos e ir plantando las primeras semillas para que nazcan distintos ORAN Herrias en Gasteiz, Iruña… las medidas restrictivas nos han hecho replegarnos en ciertas ocasiones y nos han impedido realizar nuestra práctica de la manera que más nos gustaría. Pero, el trabajo va dando sus frutos, cada vez son más las personas que contactan y se interesan por nosotros, cada vez son más las familias necesitadas de una ayuda y abandonadas por las instituciones las que acuden al Banco de Emergencia Social (donde trabajamos varios militantes de ORAIN Herria), esto denota que vamos creciendo y que cada vez somos trascendentales.

 He sacado como conclusión después de ver vuestra actividad en las RRSS que sois un grupo abiertamente comunista. ¿Es esto así? Y ¿Cómo veis el derecho a la independencia de nuestro pueblo por consiguiente el derecho que le asiste a la autodeterminación?

Así es, los militantes de ORAIN Herria somos comunistas, pero nos gustaría recalcar que concretamente somos marxistas-leninistas, nos valemos del método del materialismo dialéctico e histórico para analizar la historia y la sociedad para cambiar la situación de esta última. Creemos que es importante matizar que somos marxistas-leninistas, ya que como bien sabrás el comunismo es un mundo, o sea, un comunista puede ser: trotskista, titoísta, maoísta, socialista del siglo XXI… y todo un amplio de abanico de amalgamas de pensamientos relacionados con las ideas básicas de Marx y Engels. Además, no nos consideramos marxistas-leninistas y comunistas para desmarcarnos de otros grupos que se autodenominan socialistas, uno para considerarse comunista debe aceptar y valerse de los principios dialécticos del socialismo científico. Muchas veces, desde ORAIN Herria nos ha dado la impresión de que la palabra “socialismo”, “antifascismo” o “comunismo” se usa frecuentemente como un mantra que lo cubre todo y sirve para pintar a ciertos grupos de rojo, pero como dice el refrán “el hábito no hace al monje”. Comprendemos que la Lucha de Clases es el motor de la historia, que la materia prevalece sobre la idea, que la clase trabajadora es la única clase capaz de llevar a cabo la revolución socialista, que el socialismo es inevitable debido a las contradicciones inherentes al capitalismo que acabará siendo superado por el siguiente modo de producción socialista. Sin tener claras estas ideas (cosa que otros grupos con los que nos hemos relacionado no las tenían y se hacían unas revisiones descaradas acerca de estas cuestiones) uno no puede considerarse comunista.

Un tema de cadente importancia en Euskal Herria es el Derecho de Autodeterminación y la independencia. Antes de nada, queremos matizar que el Derecho de Autodeterminación y la independencia no son lo mismo, ya que desde muchos sectores del Movimiento Comunista de España se trata de ligar ambas ideas para intentar crear una especie de falacia de causa y consecuencia que es totalmente erróneo. Vamos a sacar una cita de Lenin de su libro El Derecho de las Naciones a la Autodeterminación: “Acusar a los partidarios de la libertad de autodeterminación, es decir, de la libertad de separación, de que fomentan el separatismo es tan necio e hipócrita como acusar a los partidarios de la libertad de divorcio de que fomentan el desmoronamiento de los vínculos familiares”. Vemos pues, como Lenin es partidario del Derecho de Autodeterminación, pero deja claro que la práctica democrática de autodeterminación no trae obligatoriamente la independencia. Simplemente, las naciones constan del Derecho de Autodeterminación y tras el ejercicio democrático el pueblo trabajador vasco decidirá si formar parte de una España republicana y socialista o si conformar un nuevo Estado socialista.

ORAIN Herria es un Frente de Masas marxista-leninista y queremos recalcar que únicamente los marxistas-leninistas y concretamente los bolcheviques fueron los únicos que apostaron plenamente por el Derecho de Autodeterminación, entendiéndolo como el derecho que tiene una nación a separarse del Estado al que pertenece y conformar su propio Estado. Hay que dejar claro esto, puesto que los Partidos oficialistas no buscan más que autonomismo y arrancar concesiones al Estado español en un marco capitalista autonómico español. Nosotros, concebimos a Euskal Herria como una nación que no ha conseguido constituirse como Estado, mas esto no quiere decir que Euskal Herria no tenga el Derecho a la Autodeterminación. Queremos dejarlo claro, Euskal Herria tiene el derecho a autodeterminarse y decidir si quiere conformar un nuevo Estado socialista y así lo defendemos nosotros.

El pueblo trabajador vasco lleva años luchando, de una u otra forma, por la independencia, ya que como nación es un derecho inherente a Euskal Herria. Nosotros como vascos no obviamos esta cuestión y somos totalmente conscientes de esta reivindicación histórica, sin embargo, somos marxistas-leninistas y nuestra teoría y práctica va a acorde a los principios del socialismo científico. Con esto queremos decir, que nosotros creemos que es necesario no supeditar la lucha de clases a la cuestión nacional creemos que es justamente al revés, la cuestión nacional está ligado indisolublemente a la lucha de clases. Nosotros queremos un mundo comunista, queremos hacer real el lema de Marx y Engels ¡Proletarios del Mundo entero Uníos!, pero esa unión ha de ser una unión voluntaria y la conformación del Estado español se produjo a base de casamientos reales, conquistas y el afianzamiento del Estado moderno con el uso del fascismo. Esa unión voluntaria solamente es posible con el Derecho de Autodeterminación en el que el pueblo trabajador vasco decidirá si formar parte de la República Popular y Socialista española o constituir su propia República Popular y Socialista vasca. De este modo, vemos que la única manera de solventa la Cuestión Nacional en España y poder conducir a una unión de proletarios como máxima expresión de internacionalismo proletario es el Derecho de Autodeterminación que todo marxista-leninista debería apoyar entendiéndolo más que una herramienta de división como una herramienta básica para la unión voluntaria.

Ahora bien, queremos recalcar que el orden de los factores si altera el producto, el Derecho de Autodeterminación no puede ir antes de la lucha de clases, esto es, antes de la toma del poder político por parte de la clase trabajadora porque objetivamente eso dispersaría las fuerzas obreras. El proletariado tiene intereses comunes en todo el mundo, y en España igual, por ello primando la clase a la nación hemos de trabajar por mejorar la situación de la clase trabajadora de todo el Estado (¡Incluso de las nacionalidades de España!) para erigir a la clase trabajadora como la clase dominante. Luego, el pueblo trabajador vasco constará de su reivindicación histórica que es conformar un Estado propio, ese derecho es impepinable y como marxistas-leninistas abogaremos por ello hasta las últimas consecuencias, hasta la propia conformación de una República Popular y Socialista vasca. De ahí nuestro lema “Sozialismotik autodeterminazio osora” en castellano “Del socialismo a la entera autodeterminación”.

Entonces, ORAIN Herria como un Frente de Masas marxista-leninista trabajará para erigir a toda la clase trabajadora del Estado como la clase dominante, pero entendemos (cosa que muchos grupos comunistas de España ignoran consciente o inconscientemente) que conformado una República Popular y Socialista en España, el pueblo trabajador vasco deberá decidir si formar parte de ese proyecto socialista junto a la clase obrera y campesina de España o conformar una República Socialista vasca. Nosotros siendo partidarios del Derecho de Autodeterminación del pueblo trabajador vasco abogaremos por la unión de toda la clase trabajadora y no solo de España, sino de todo el mundo en general.

Si queremos subrayar que la lucha del pueblo trabajador vasco por crear de un Estado Socialista en Euskal Herria de la mejor manera que puede conformarse es desde la propia ayuda de clase a la clase trabajadora española, ya que como decía Argala “lo que nos une a los españoles no es la pertenencia a una nación, sino a una clase: la clase trabajadora”.

 Habladnos de cuál es el modelo socialista que consideráis más adecuado para la Euskal Herria de este principio del siglo XXI

 Como hemos mencionado a renglón superior, nosotros queremos seguir la estela del proyecto soviético que consiguió unir democrática y voluntariamente a 15 países y más de 100 nacionalidades en un vasto Estado proletario y campesino socialista. Nosotros abogamos por una República Popular y Socialista española creada sobre la base de la concesión del Derecho de Autodeterminación a las nacionalidades que existen en España. Los propios soviéticos y concretamente el secretario del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista (Komintern) dijo lo siguiente acerca del Derecho de Autodeterminación de las nacionalidades de España: “La situación presente, en la cual la lucha nacional de Cataluña, Vasconia y Galicia se ha convertido en uno de los factores más importantes del desarrollo de la revolución democrática española, crea el deber al Partido de operar un viraje serio en su política nacional. El Partido debe propagar por todo el país el Derecho de Cataluña, Vasconia y Galicia a disponer de ellas mismas a la separación”. Nosotros, pese querer conformar un proyecto socialista y popular en conjunto con la clase obrera y campesina del resto del Estado entendemos de la misma manera que la Komintern y abogamos sin vacilar por el Derecho de Autodeterminación del pueblo trabajador vasco.

Ahora bien, materializado el ejercicio democrático y el pueblo trabajador vasco decide conformar un nuevo Estado socialista creemos que el Estado socialista vasco deberá ser centralista, ya que Euskal Herria tiene provincias no naciones en su haber. Una Euskal Herria socialista y federal carecería de sentido, ya que se crearía un problema de disgregación nacional que no existe dentro del territorio histórico vasco. La República Popular y Socialista vasca debería estar regido enteramente por el centralismo democrático en el que los distintos soviets de obreros y campesinos decidan “de abajo arriba” toda la vida política, económica, social y cultural del Estado.

Ahora bien, no creemos que si un Estado vasco y socialista se conformara quedaría al margen y sin ligazón alguna de la República Popular y Socialista de España, ya que los Estados socialistas cooperan, se asisten y se ayuden mutuamente empujados por los altos valores de solidaridad e internacionalismo proletario. No hay más que ver, como el siglo pasado los países que conformaban el famoso Bloque del Este (URSS, RDA, Rumanía, Checoeslovaquia, Hungría, Polonia y Bulgaria) eran Estados socialistas independientes unas de otras, pero que se ayudaban económica y políticamente ante los golpes y las hostilidades imperialistas que no dudaran en atacar tanto al pueblo trabajador vasco y al pueblo trabajador español.

 No creo necesario comentar el envalentonamiento que, tanto a nivel mundial, como europeo, como estatal está experimentando un fascismo de siempre con formas quizás renovadas… ¿Cómo veis este problema y que medicina creéis más conveniente ante esta situación?

 No creemos que la burguesía se haya envalentonado ni que exista un auge del fascismo, ya que la aparición del fascismo nace de la necesidad de la burguesía de dominar a la clase obrera con los métodos violentos y no convencionales. La burguesía se vale del parlamentarismo y la alienación o idiotización de la clase trabajadora y vemos cómo aun la burguesía se vale de los métodos típicos para dominar a la clase trabajadora. Es totalmente cierto, que la extrema derecha ha irrumpido en el panorama político, pero la extrema derecha no es más que el “tonto útil” de la oligarquía financiera y terrateniente que se resiste a que la pequeñaburguesía (en España Podemos, Bildu, ERC…) acapare cuotas de poder en el marco burgués capitalista.

Creemos que denominar a la actual extrema derecha como fascista no hace más que darle lo que ellos quieren y hacer que los que sí son fascistas pasen engordar sus filas. El fascismo del siglo pasado estuvo marcado por una características ultranacionalistas, xenófobas y violentas que extendió la influencia del Estado nacional en detrimento del poder capital internacional. Podemos ver que esto no ocurre en España con VOX, ya que este Partido sirve a los intereses de la burguesía más poderosa y el falso patriotismo que caracteriza a VOX denota que no llegan ni a ser fascistas. Si cogemos el fascismo de Mussolini o de Hitler no vamos a ver la supeditación del Estado a las empresas privadas internacionales, sin embargo, en el caso de la extrema derecha actual vemos que son capaces de prostituir todos los símbolos nacionales con tal de amparar el poder financiero internacional. Ese falso patriotismo les desenmascara y los muestra como los voceros ultraliberales que deben taparse con una bandera de España de 15 metros para tapar su supeditación y seguidismo a las grandes multinacionales extranjeras.

La oligarquía aupó el fascismo el siglo pasado por una clara razón: la consolidación de numerosos Partidos Comunistas en toda Europa (en parte gracias a la política internacionalista de la Internacional Comunista) que agudizó la lucha de clases y atentó seriamente contra los intereses de la clase burguesa. Recordemos como definió el fascismo el Secretario General de la Internacional Georgi Dimitrov: “El fascismo es la Dictadura terrorista abierta de los elementos más reaccionarios, más chovinistas y más imperialistas del capital financiero”. Actualmente, la clase obrera se encuentra aletargada y si se mueve lo hace para caer en puro espontaneísmo, la clase burguesa no tiene por qué (aun) alzar el verdadero fascismo y se mantiene dominando a su contrario por los métodos del parlamentarismo y de la alienación. Esto no quita que la extrema derecha acerque a ciertos alógenos fascistas que ponen sus intereses antizquierdistas y contra las naciones de España en común y atacan de la manera que lo hacen.

Eso sí, no nos cabe la menor duda que cuando la clase obrera comience a organizarse en torno a un verdadero Partido Marxista-Leninista que siente las condiciones subjetivas para la revolución socialista y atente seriamente contra los intereses de la clase burguesa, éstos alzaran al fascismo para usarlos como sus “perros de presa”. Llegado ese momento debemos estar preparados y dispuestos para el combate, pero ahora nos toca desenmascarar a la extrema derecha desde la posición de clase trabajadora. De esta forma, pensamos que la única forma de combatir tanto el auge actual de la extrema derecha ultraliberal y de sus alógenos fascistas es sencilla: constituir la organización superior de la clase trabajadora, en definitiva, un verdadero Partido Comunista.

 En Euskal Herria tanto en la CAV como Nafarroa como Iparralde hay una derechización que es evidente a nada que una persona repare. El PNV muestra su cariz más derechista y autonomista y el antiguo MLNV apuesta descaradamente por la socialdemocracia que incluso aprueba presupuestos del PSOE… ¿Se puede decir que las ideas de izquierda y revolucionarias vascas están en horas bajas…? ¿Cómo pensáis que se puede voltear esta situación?
 

Siempre nos ha hecho gracia que muchos abertzales seguidistas de E.H. Bildu afirmen que en Euskadi la derecha no ocupa ninguna esfera de poder político, olvidando al PNV. Tal vez, el Partido Nacionalista Vasco sea el partido derechista que más se asemeja a los modernos partidos derechista democristianos de Europa, por ello, asegurar tal desfachatez nos parece que es olvidar la auténtica situación en la que nos encontramos. Por otro lado, su contraparte en Euskadi el partido socialdemócrata, izquierdista que representa a la pequeñaburguesía, esto es, E.H. Bildu ha decidido desprenderse de todo lo que le ataba al pasado del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Bildu ha preferido optar por una estrategia oficialista e institucionalista para llegar a esos sectores pequeñoburgueses dejando de lado a los trabajadores más conscientes y combativos de Euskal Herria.

Dicho esto, creemos que las ideas revolucionarias y sobre todo comunistas sí están en horas bajas en Euskal Herria y esto se puede observar con la enorme influencia que ejercen las distintas luchas parciales en esta nación. Todo lo que tenga que ver con una lucha desligada de la lucha de clases y que se disfrace con una mascara izquierdista y emancipadora tiene un hueco entre la sociedad vasca de hoy.

Nos apena enormemente que un pueblo trabajador como el vasco que ha sufrido el terrorismo de Estado, que ha sufrido numerosos encarcelamientos y los golpes del capital se vea ahora sumido de lleno en todos los movimientos parciales que alejan a la clase trabajadora de su misión histórica que es la toma del poder político y el control obrero de la producción. A esto hay que sumar el espontaneísmo en el que se cae actualmente que impide verdaderamente organizar la lucha socialista en los tres sentidos que definió Engels: la lucha política, la lucha económica y la lucha ideológica. Pero, todo esto se debe al alejamiento del pueblo trabajador vasco de las ideas comunistas.

Es por esto por lo que abogamos firmemente por alejar a la clase trabajadora de Euskal Herria de las luchas parciales, del espontaneísmo y encaminar a los trabajadores hacia la constitución de una verdadera vanguardia proletaria que nos libere de una vez del yugo explotador capitalista. En nuestra opinión lo primordial ahora es recuperar las tesis marxistas-leninistas, concienciar a la clase trabajadora y sentar las condiciones subjetivas para la revolución social, ya que como dijo Lenin: “La revolución no se hace, se organiza”.

 Lo que antes entendíamos como clase obrera, como proletariado ha cambiado. Ya quedan pocos currelas “de mono azul” y se incorporan sectores inmigrantes y jóvenes precarizados…que son el sujeto de una revolución vasca ¿Se está logrando conectar con estos sectores? ¿Qué problemas pensáis que existan para que la conexión con ellos sea más intensa y se organicen en lucha por sus derechos nacionales y sociales?

 Discrepamos de que la definición de clase obrera se haya visto alterada, ya que la clase obrera como bien definió Karl Marx: “es todo aquel que no consta de los medios de producción y se ve obligado a vender su fuerza de trabajo a cambio de un salario”. Dicho esto, todos los trabajadores pertenecen a la clase obrera o en el término histórico: al proletariado. Los miembros de la clase trabajadora siempre han constado de lo mínimo indispensable para su supervivencia y su reproducción, queremos recalcar que incluso el ocio y el disfrute es indispensable para la clase trabajadora, hay que huir de comprender al proletario como un obrero del siglo XIX o del siglo XX, ya que gracias a la distintas luchas sindicales que se realizaron en el último siglo la clase obrera ha conseguido conquistar una pequeña parte de la plusvalía y consiguió que la clase burguesa concediera la Sociedad del Bienestar como contraparte a la sociedad socialista soviética, pese que vemos hoy a qué velocidad están desmantelando la Sociedad del Bienestar. Lo que siempre se ha entendido como clase obrera no ha cambiado, pues sigue entrando dentro de la definición que Marx dio hace 200 años. Queremos recalcar esto, ya que cambiar o entender de distinta manera a la clase obrera hace que no se identifique a esta clase como el sujeto revolucionario y se deja la puerta entreabierta a la revisión de ideas y a la búsqueda de un nuevo sujeto revolucionario que no existe.

En cuanto, a los jóvenes precarizados y estudiantes (no nos referimos a los estudiantes burgueses que en su mayoría estudian en el ámbito privado, sino que nos referimos a los hijos de los trabajadores) también pertenecen a la clase trabajadora, ya que, si bien unos han pasado a engordar el “ejército industrial de reserva” más conocido como el paro, no constan de los medios de producción y eso les hace formar parte de la familia proletaria. Pero, esto se debe al paro forzoso que genera el capitalismo, una contradicción insalvable que le condena a morir. Todos queremos trabajar, pero el capitalismo prefiere generar paro para poder abaratar los salarios y generar una competencia bestial que lo único que está generando es desilusión, desmotivación y pobreza. A lo que los estudiantes se refiere, vemos como unos estudiantes sacan sus carreras y pese formarse y convertirse en profesionales en una materia acaban trabajando por un sueldo mísero. Otros muchos estudiantes, a la vez que cursan sus estudios deben trabajar para poder pagar la carrera lo que de facto hace que formen parte de la clase trabajadora.

Dicho esto, y volviendo a tu pregunta, creemos que no se está haciendo lo suficiente para llegar a los trabajadores y éstos se encuentran condenados a lanzarse a la senda del economismo absoluto tan criticado por Lenin. Sin embargo, esto es consecuencia directa de la inexistencia de una vanguardia que los lidere y les ayude de verdad a formarlos como revolucionarios profesionales y liguen sus reivindicaciones laborales con la máxima marxista-leninista: la abolición de la esclavitud salarial. Es necesario comenzar a plantar semillas de revolución conformando Comités Revolucionarios en las empresas para que se conviertan en los gérmenes de los soviets y conformar así un auténtico poder obrero que apoyado por el Partido que acerque un cambio real. Debemos acercarnos sin vacilar donde los obreros y buscar una alianza fuerte, para ello es necesario comenzar desde ya a hacer agitaciones obreras para mostrarles cual es la senda revolucionaria que debemos recorrer todos juntos.

 ¿Qué visión tenéis del internacionalismo? ¿Pensáis que es suficiente la lucha internacionalista que se desarrolla en nuestro país?

Nosotros siendo marxistas-leninistas obligatoriamente somos internacionalistas, ya que sentimos como propios los golpes del capital que pueda sufrir cualquier proletario en el mundo. Es menester enarbolar la bandera del internacionalismo proletario y apoyar las causas antiimperialistas que de una u otra forma dañan al imperialismo. Queremos hacer un pequeño inciso y decir, que hace poco hicimos un video-análisis con el camarada Óscar Díaz en el que analizamos todo lo que está sucediendo hoy en la India, ya que es una cuestión de candente importancia y los medios de comunicación lo están callando. En nuestro canal de Youtube tenéis disponible el video-análisis que hicimos os invitamos a que lo veáis.

El internacionalismo es importantísimo, ya que, si bien la clase obrera debe luchar por erigirse como la clase dominante de su Estado, la clase obrera es internacional y no podemos olvidar que siempre el objetivo final es el mundo comunista donde desaparezca la explotación del hombre por el hombre.

En Euskal Herria el espíritu internacionalista y sobre todo el internacionalismo proletario ha decaído enormemente, ya que se ha tornado en una especie de internacionalismo selectivo en el que se siente simpatía con Palestina, el Sáhara Occidental, algunos pueblos de Latinoamérica y se olvida apoyar a la CLASE TRABAJADORA de España, de Francia o de la India. No, no se está haciendo lo suficiente en este sentido y nos apena enormemente cuando en los años ochenta Euskal Herria portó siempre la bandera internacionalista con todas las luchas socialistas, antiimperialistas y proletarias que se daban en el mundo. Esto se debe a que los sectores populares de Euskal Herria han sido enormemente influidos por la alienación burguesa y por el espíritu socialchonivista que los impide incluso solidarizarse con las luchas sindicales de los campesinos andaluces, manchegos o extremeños. Esto hay que combatirlo, ya que la clase trabajadora es la clase a la que hay que defender independientemente de su origen nacional, sin esta premisa difícilmente podrá el pueblo trabajador vasco cumplir su reivindicación histórica de erigirse como un Estado socialista vasco.

 Un poco a nivel internacional… ¿Cuál es el estado de salud que a vuestro juicio tienen las ideas revolucionarias, socialistas actualmente tras la derrota de 1990 y la caída de la URSS y el bloque del este?

 Muy buena pregunta, ya que casi nadie piensa en el daño que hizo a la clase obrera internacional y al Movimiento Comunista Internacional el desmantelamiento de la URSS por parte de los imperialistas y de los contrarrevolucionarios como los Gorbachov, los Yeltsin y cia. Nosotros, pensamos que el desmantelamiento del primer Estado socialista de la historia realmente fue el tiro de gracia de la conjura imperialista al mundo socialista, ya que el verdadero principio del fin fue con el nefasto Discurso Secreto de Jrushchov en el XX. Congreso del PCUS de 1956 en el que calumnió acerca de Stalin y vertió toneladas de basura sobre él.

Desde 1956, la ruptura sino-soviética y el comienzo del auge del revisionismo en las filas del Movimiento Comunista Internacional hizo que el marxismo-leninismo comenzara a decaer de una manera sorprendente. A esto hay que sumar, las mil y una mentiras que los imperialistas han orquestado para engañar a los trabajadores acerca de qué es el socialismo. Todo este cóctel de desgracias ha hecho que las ideas revolucionarias y comunistas sean entendidas como anticuadas, autoritarias incluso como algo parecido al fascismo de ahí el erróneo dicho de “los extremos se tocan”. En definitiva, el desmantelamiento de la URSS ha hecho mucho daño al Movimiento Comunista Internacional, a las naciones oprimidas y a la clase obrera internacional.

Sin embargo, las nuevas generaciones tenemos el deber de estudiar la historia del movimiento proletario y comunista, de educarnos y concienciarnos para no caer en las falacias imperialistas que se desmontan a menos que uno lea un poco de historia. No debemos quedarnos en el simple estudio de la historia para uno mismo, debemos educar y concienciar a nuestros familiares, amigos y camaradas, ya que el cambio en el pensar del colectivo es lo que verdaderamente hará caer al sistema capitalista. Las condiciones objetivas para la revolución social van consolidándose nos toca a nosotros consolidar las condiciones subjetivas. Como dijo Lenin en La Enfermedad Infantil del Izquierdismo en el Comunismo “la revolución será posible cuando los de arriba no puedan seguir viviendo y dominando como lo han hecho hasta ahora, y los de abajo no quieran seguir viviendo en la situación explotación que han vivido hasta ahora” nos toca a nosotros pues renegar de esclavitud salarial que vivimos hoy y decir ¡Basta!

 Terminando… volviendo a Euskal Herria… dentro de la cantidad de colectivos y grupos que existen reclamándose de izquierda abertzale pero no socialdemócrata… ¿Pensáis que debería haber un movimiento de agrupamiento y la consiguiente creación de una nueva Unidad Popular que agrupe a todas las abertzales de izquierda y que no nos identificamos con lo que hoy representa EH Bildu?
 

 Es cierto hay muchos colectivos y grupos se consideran ezker abertzale no oficialista y con nuestra aparición alguno dirá “éramos pocos y parió la abuela”, pero nosotros queremos recalcar que nosotros pese haber nacido en Euskal Herria ya hemos contactado con otros trabajadores y estudiantes del Estado, esto es, nuestro proyecto se diferencia porque es un proyecto estatal que defiende el Derecho de Autodeterminación hasta sus últimas consecuencias, pero también defendemos una República Popular y Socialista de España, ya que somos internacionalistas.

Queremos aclarar que una simple suma de siglas para una conjunción de fuerzas que carezca de táctica y estrategia revolucionaria objetivamente no sirve. Es necesario efectuar una lucha ideológica importante, ya que muchos colectivos se desmarcan de la socialdemocracia, pero debido a la postura socialchovinistas e imperialista que han adoptado ciertos sectores comunistas de España, algunos grupos de Euskal Herria han perdido la fe en el pueblo trabajador español y han adoptado la misma postura que los sectores españoles que acabamos de mencionar. Además, la supeditación constante de la lucha de clases a la lucha nacional que objetivamente retrasa la revolución socialista y enfrenta a dos clases obreras que hoy se encuentran aplastadas bajo el Estado capitalista y monopolista español.

Como hemos contestado en la segunda y la tercera pregunta sin establecer una alianza proletaria con la clase trabajadora española es imposible una toma de poder del Estado que ayude a la clase trabajadora vasca conquistar el Derecho de Autodeterminación y su posible independencia. Muchos colectivos (al menos con los que nos hemos relacionado nosotros) obvian esta cuestión y plantean una lucha al margen pensando que una revolución internacional es lo que creará un Estado socialista vasco.

Uno error que caracteriza enormemente a muchos de los grupos abertzales no oficialistas de hoy, es la errónea caracterización y definición del Estado español. “El Estado español es fascista”, “hay que destruir el Estado español”, “El Estado español nos reprime” … son muchas de las consignas que se defienden, mas esto no hace más que manifestar que no se define correctamente qué es un Estado. Claro que un Estado reprime a las clases explotadas es que para eso creó, claro que el Estado se vale de la policía y de los militares para dominar a la clase trabajadora, obvio porque es un aparato burocrático-militar que perpetúa la dominación burguesa y muestra el carácter irreconciliable de las clases. Pero, la represión, la dominación y el control es inherente a todos los Estados del mundo, no sólo es característica del Estado español. No, el Estado español no es fascista, existió una reforma mínima democrático-burguesa que acercó al Estado español a las demás potencias imperialistas del mundo. El Estado español se caracteriza como un capitalismo monopolista de Estado.

Volviendo al tema de la unión de grupos abertzales, nosotros antes de cualquier Unidad Popular creemos que es necesario constituir un Congreso Extraordinario en el que se pueda crear una base material para la lucha ideológica, esto es, un “campo de batalla” ideológico en el que los colectivos puedan contraponer tesis, antítesis y así llegar a la síntesis que puede ser la Unidad Popular de los trabajadores vascos. Esto también pensamos que es necesario a nivel estatal para la lucha conjunta, pero este es otro tema.

Ya si la última pregunta… ¿Cuáles pensáis que deberían ser los próximos movimientos de estos colectivos que hemos citado para que nuestro pueblo vuelva a tener una herramienta fuerte y eficaz para luchas por el derecho a la independencia y la creación de una Patria Socialista?

 Como hemos dicho en la pregunta anterior los distintos colectivos que existen dentro del movimiento de ezker abertzale no oficialista deben comenzar a redefinir su teoría, ya que sin que esto exista difícilmente podrán efectuar una práctica revolucionaria y transformadora. Es importante asimilar el marxismo-leninismo y concretamente la filosofía del materialismo dialéctico e histórico para poder cumplir una labor de organización correcta y huir de los análisis pequeñoburgueses y socialchovinistas que disgregan a la clase trabajadora.

Es menester que estos grupos y colectivos comiencen a mirar con otros ojos a la clase trabajadora de España y no verlos como los enemigos, ya que un obrero madrileño o un campesino extremeño son nuestros aliados de clase en esta lucha de clases. Hay que analizar correctamente lo que hasta ahora ha venido defendiendo el pueblo trabajador vasco, esto es, “Independentzia eta Sozialismoa” para darle la vuelta y darse cuenta de que “Sozialismotik Autodeterminazio osora” debe ser el lema por el que debemos luchar por hacerlo real.

El camino unilateral revolucionario vasco que no consta siquiera de un Estado que tomar, está condenado a ser aplastado por el imperialismo español y francés y ni qué decir del imperialismo internacional. Sin embargo, una alianza de los proletarios de todo el Estado para la toma del poder político del Estado español va a permitir comenzar a edificar el socialismo y en lo que concierne al pueblo trabajador vasco decidir si formar parte de ese proyecto republicano socialista o conformar un nuevo Estado socialista.

Pues eskerrik asko. Ya veremos cómo se concretan los siguientes pasos que si o si este pueblo deberá dar para organizarse de nuevo en la pelea de la que hemos hablado. El proyecto de una Patria Socialista Vasca lo merece. Gente dispuesta a pelear por ello la hay en decenas de luchas sectoriales…lo dio, eskerrik asko por el tiempo dedicado a esta entrevista

https://baserrigorri.blogspot.com/2021/02/unicamente-los-bolcheviques-fueron-los.html

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW9K

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal