lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cD4w

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

31/01/2010 :: Nacionales E.Herria

[Video] Alta tensión Castejón-Gasteiz, otra agresión al medio ambiente. Hoy referéndum

x La Haine - Euskal Herria
Se celebran hoy referéndum en varios municipios vascos sobre este macroproyecto, irrespetuoso con el medio ambiente

Red Eléctrica Española proyecta construir una línea de Alta Tensión desde la subestación de Muru-Artederreta hasta Gasteiz, para evacuar la energía eléctrica producida en las centrales térmicas de Castejón hacia la capital alavesa. Este proyecto pretende surcar territorios de Tierra Estella o de la Montaña Alavesa con cables elevados por torres de 46 metros que transportan 400.00 voltios.

.
Aunque el proyecto viene de años atrás –la construcción de las centrales de Castejón ya preveía líneas para transportar lo producido- no ha sido hasta el 2007 cuando Red Eléctrica Española ha empezado a informar a los ayuntamientos de los pueblos afectados. Tras barajar cinco o seis corredores posibles, se espera que REE presente en las próximas semanas el trazado definitivo, tras lo que comenzaría el periodo de las alegaciones. Los vecinos, inquietados por el proyecto, empezaron a reunirse, y fruto de esa inquietud se creó en abril de 2008 la plataforma contra la Línea de Alta Tensión Castejón-Gasteiz, que se compone de personas a título personas de todas las edades y de ideologías, así como de cargos electos de los municipios afectados.

Una de las actuaciones que han llevado a cabo ha consistido en la entrega de firmas de cargos electos de Tierra Estella (que representarían al 70% de la población) ante el Gobierno de Nafarroa para exigir que “haga lo posible para impedir la construcción de esta línea de Alta Tensión”. En noviembre del año pasado organizaron una manifestación en Lizarra, en la que participaron unas 1.500 personas, una cifra considerable si se tiene en cuenta que muchas de las localidades de la zona son de 100 y 200 habitantes. 52 ayuntamientos de los 70 que componen Tierra Estella apoyaron la movilización, y este domingo se van a celebrar consultas populares sobre el proyecto en una veintena de municipios de Nafarroa, y otra decena de Araba. Koldo García es un joven de Bargota que participa en la plataforma, y él nos ha contado las razones por las que se oponen a las líneas de Alta Tensión.

“Decimos no a REE, no a la práctica agresiva de estas grandes empresas, no al hundimiento de nuestros valles”

Preguntado por las afecciones que acarrearía esta estructura en la zona, García responde de forma tajante que “es muy agresiva con el medio ambiente. Se trata de torres de 46 metros elevados cada 400 o 500 metros en un recorrido de 110 kilómetros, con cables en los que la electricidad circula en dos sentidos, y abarca una anchura de 26 metros. Además, para acceder a cada una de las torres tendrían que abrir pistas. El territorio donde se proyecta la estructura cuenta con zonas muy poco contaminadas, ya que en algunos sitios las mayores infraestructuras existentes son carreteras comarcales. Los proyectos desarrollistas han ido machacando muchos sitios de Nafarroa, pero en esta zona no ha ocurrido eso. Nosotros decimos que no queremos líneas de Alta Tensión en ningún sitio, pero mucho menos en una zona así”, declara.

“Para mí lo más importante es que [el proyecto] acabaría con los espacios que quieres, ver que va a romper la estructura de la zona, la idea que tenemos del monte, del pueblo…”, explica García. Sobre el impacto medioambiental, el informe elaborado en su día por TEDER (Centro de Desarrollo Rural para Tierra Estella, que tiene carácter oficial) detalla las graves afecciones sobre la flora y la fauna, y asegura su incompatibilidad con espacios protegidos: Los LIC Urbasa-Andia, Urederra, Sierra de Lokiz y Kodes, y demás zonas protegidas y reservas naturales. Pero este informe hace especial hincapié en la importancia de la zona como “patrimonio natural y cultural”. Patrimonio que, según se recoge en el Plan de Ordenación Territorial (POT) <>, “se presenta como uno de los recursos productivos y diversificadores más específicas del área”, así como que “el patrimonio cultural es un elemento esencial de la calidad de vida y de la identidad del territorio, y su adecuada gestión puede tener importantes consecuencias económicas y territoriales”. TEDER es contundente a la hora de exponer sus conclusiones sobre el proyecto: “Presenta incompatibilidad con criterios generales y modelo territorial del POT y con la Estrategia Territorial de Navarra.

Tal y como recoge TEDER, y nos informa el propio García, Tierra Estella ha apostado por una agricultura y ganadería con producción de calidad: Denominación de Origen en vinos y en aceite, productos ecológicos, explotación de trufa… Asimismo, existe importante actividad destinada a turismo rural, así como el Camino de Santiago o el proyecto de vía verde del antiguo Ferrocarril Vasco-navarro. “Todo eso choca frontalmente con la estructura de la línea de Alta Tensión”, sentencia García, y prosigue exponiendo que “sería como echar piedras al propio tejado. El agricultor que ofrece una producción ecológica no puede presentar sus viñas que se ubican al lado de las torres”. La ganadería tendría su importancia en cuanto al mantenimiento de zonas naturales, así como el servicio que ofrecen las vías pecuarias como senderos para ocio.

Intereses por encima de la salud

Todas ellas pueden ser razones suficientes para oponerse al proyecto, pero no son las únicas. El joven Koldo García, así como muchos de sus vecinos, se ha tenido que informar sobre este tipo de líneas, y nos da a conocer que “esta estructura en sí misma crea contaminación, la contaminación electromagnética, que no se ve, pero sí que se mide”. Esta contaminación se da en los aparatos microondas o televisores, cables eléctricos o antenas telefónicas, y varía según el foco. “Las líneas de Alta Tensión son uno de los focos más agresivos”, afirma García. Sobre la supuesta “división” entre la comunidad científica a la hora de estudiar sus afecciones sobre la salud pública, García aclara que “es un fenómeno que se da a medio o largo plazo”, por lo que se tarda en ver las consecuencias, y que entre los estudios científicos “los hay independientes, los que aseguran la relación entre la exposición a campos electromagnéticos y algunas enfermedades, y por otro lado están los que son financiados por las grandes empresas eléctricas o telefónicas; por supuesto, éstos van a ir a su favor”.

Las recomendaciones que llegan desde Europa dictan una separación de 400 metros entre las líneas de Alta Tensión y las zonas habitadas (un metro por cada 1000 voltios), y también se contempla que se alejen de las zonas donde pasta el ganado. En países como Alemania la recomendación citada se ha constituido en Ley. “Aquí las eléctricas y telefónicas son del tipo de empresa más rentable y por el poder que tienen aquí no se cumple esa recomendación”, comenta García. En el caso de este proyecto de REE, si se siguiera esta recomendación la línea debería tener un corredor de un kilómetro de ancho sin zonas habitadas, algo que no se puede cumplir en el territorio en el que se proyecta.

Las recomendaciones sobre los campos electromagnéticos sólo se entienden si se acepta que afectan, o pueden afectar, a la salud pública. Hay varios factores que influyen en que afecten en mayor o menor medida: El foco (la potencia del mismo), el tiempo de exposición al mismo, factores personales que nos hacen más o menos vulnerables y actuaciones que pueden mitigar el efecto (hacer deporte y etc.). Estas afecciones sobre la salud van desde insomnio, dolores de cabeza o cefaleas hasta enfermedades como el Alzheimer, leucemia infantil o problemas cardio-vasculares. Su relación se explica de forma sencilla en algunos casos: El cerebro produce mientras dormimos una hormona llamada melatonina, que, entre otros, crea defensas para el sistema inmunológico. Si estamos expuestos a la luz esa producción disminuye, y ocurre otro tanto cuando las ondas electromagnéticas llegan al cerebro, incluso dejando de producir melatonina. Por otro lado, el corazón funciona mediante impulsos eléctricos, y éstos se ven interferidos por las ondas; de ahí las afecciones cardio-vasculares.

Además de la influencia electromagnética, las líneas de Alta Tensión crean “el efecto campana”, tal y como nos explica García. Este efecto se identifica por el ruido que se percibe bajo los cables, ruido que se intensifica con la humedad. “El ruido da bastante mal rollo”, en palabras de García, pero no es eso lo grave, según asegura: En torno a los cables se produce ozono, gas tóxico que, entre sus efectos conocemos el de “invernadero”. Pues bien, más allá del deterioro que pueda generar en la atmósfera, las líneas de Alta Tensión producen este gas cerca de poblaciones habitadas.

Ante el mismo proyecto, distintas actitudes en Nafarroa y Araba

La oposición popular al proyecto se ha dado en toda la zona afectada, tanto en Araba como en Nafarroa. No ha sido así en el caso de las instituciones: Mientras que las Juntas Generales de Araba y el Gobierno de Gasteiz se han opuesto al trazado propuesto por REE, en el Parlamento de Nafarroa los grupos UPN, CDN y PSN han defendido que el proyecto es necesario para Tierra Estella “por el déficit que presenta la zona en suministro eléctrico”. Esta idea la hacen suya algunos ayuntamientos de la zona en alusión a una zona industrial que se proyecta para Los Arcos y que necesitaría de más infraestructuras eléctricas. Lo que no están informando es que existe un proyecto destinado a ello, y que, pese a ser aprobado con el correspondiente Declaración de Impacto Ambiental en 2005, se halla paralizado. Dicho proyecto consistiría en dos líneas de 66kv para suministro de la zona, a diferencia de éste proyecto que es de 400 kv y lo que hay que subrayar, que no es para el suministro de Tierra Estella, sino de transporte a Gasteiz. Técnicamente no sería viable que esta línea creada para transporte a gran escala contara con subestaciones en su trayecto para suministros locales, por lo que este argumento resulta falso, tal y como sostienen desde la plataforma No a las líneas de Alta Tensión. La propia REE afirma que este proyecto se incluye dentro del plan de transportar la energía producida en Castejón hacia Gasteiz, Aragón y Levante.

Ocultar el proyecto de las líneas de 66kv, o la falta de información acerca de la línea de 400kv no hacen más que evidenciar que el Gobierno de Nafarroa sigue la política de “hechos consumados” para imponer grandes proyectos especulativos, como lo hizo en su día con el pantano de Itoitz, o pretende hacer con el Tren de Alta Velocidad, tal y como denuncia el joven de Bargota, Koldo García.

“El problema es que este proyecto responde a un modelo especulativo”

Pablo Lorente es miembro de la plataforma Ribera Más Centrales No, y debido a la lucha que desde hace muchos años llevan a cabo en contra de las centrales térmicas de Castejón, conoce muy bien la actividad concerniente a la energía eléctrica. Lorente aclara que la línea de Alta Tensión proyectada para unir Castejón con Gasteiz responde únicamente a “la necesidad de evacuar y desalojar” la energía eléctrica producida en las centrales de dicha localidad de Erribera, y asegura que las líneas construidas para ello son “auténticas autopistas eléctricas”. Las térmicas de Castejón llevan años funcionando, por lo que “había previsión” de su traslado hacia ciudades como Gasteiz o Zaragoza por parte de Red Eléctrica Española, empresa semi-pública que proyecta esta nueva línea.

Lorente va a la raíz de la cuestión cuando apercibe sobre el modelo energético actual: “El problema es que se trata de un modelo especulativo, y se produce por encima de la necesidad de la población, que exigiría una adecuada planificación. Por lo tanto, se sigue produciendo, gastando y despilfarrando para que las grandes empresas eléctricas sigan obteniendo beneficios”. Y lo hacen a costa de la contaminación y de la destrucción de recursos naturales, tal y como asevera Lorente. En sus palabras, las políticas sobre la producción de energías deberían basarse en la reducción de su consumo, pero esta idea “no está en la mente de los políticos y de las empresas que los dirigen”.

Un dato que nos ofrece Lorente argumenta de sobra lo que asegura: La mitad de la producción de energía eléctrica en Nafarroa sale fuera, es decir, se exporta. Este dato echa por tierra el argumento de que “es necesario producir más para abastecer el consumo de la población”. Otro dato interesante ofrecido por Lorente es que este herrialde es uno de los que más produce mediante tecnologías consideradas “limpias”, y si hoy en día se hubiera llegado a cumplir el Plan Energético aprobado por el Gobierno en 1995, se podría colmar mediante ellas el 85-90% del consumo actual. Lejos de ello, la mitad de la producción de electricidad en Nafarroa se desarrolla en las centrales de ciclo combinado de Castejón, arriba mencionados. También hay que considerar lo que ocurre con las tecnologías llamadas “limpias”, ya que “colonizar” las montañas navarras con parques eólicos tampoco sería la solución. A los que defienden la idea de que “progreso es más construcción”, Lorente responde que “no por tener más infraestructuras un país es más avanzado: El Estado español es el que a nivel europeo más kilómetros de autopistas tiene, y según lo proyectado, el que más va a tener en líneas de Tren de Alta Velocidad, pero por ello no deja de tener uno de los niveles más altos de paro”, expone Lorente.

El comienzo de esta actividad especulativa en el sector energético lo sitúa en el año 1996, cuando el recién estrenado Gobierno de Aznar empezó a liberalizar el sector. Con esta actuación se dio “manga ancha” para que las empresas eléctricas actuaran por encima de la seguridad de la ciudadanía, “saltándose incluso su propia legalidad”, según afirma Lorente. Es lo que ocurre en Castejón: Allí se ubican tres centrales térmicas, de las que dos pertenecen a la empresa Hidrocantábrico, y el Tribunal Superior de Justicia de Nafarroa ha declarado ilegal su actividad, debido a que se hallan a menos de dos kilómetros de la zona urbana –concretamente, a menos de 500 metros-, dando la razón a la plataforma popular Ribera + Centrales NO. El Gobierno ha cambiado desde entonces la legislación en la que se ha basado el tribunal, y que, cabe recordar, posibilitó paralizar la construcción de una planta de biometanización en Arazuri. Hidrocantábrico ha anunciado su intención de recurrir al Supremo. Mientras tanto, Iberdrola, que cuenta con una central en Castejón, proyecta una cuarta central, que hace escasas semanas ha recibido una favorable Declaración de Impacto Medioambiental.

Lorente es tajante a la hora de asegurar que “no es un problema local, nos afecta a todos. Hay que actuar en ámbito local, pero desde una visión global, si no, no se soluciona el problema”. En sus palabras, las distintas infraestructuras –centrales térmicas, líneas de Alta Tensión, Tren de Alta Velocidad…- responden al mismo “modelo capitalista” y son complementarias, por lo que dentro de la política de lucha se debe tener una visión más global.

“consideramos de gran importancia la movilización social como herramienta de expresión popular y así entendemos las consultas populares”

Por su parte, representantes de la Izquierda Abertzale han hecho público este sábado 30 en Lizarra su apoyo a las consultas populares y su rechazo al proyecto: “esta infraestructura energética es parte de la estrategia del Gobierno de Navarra para poner a Navarra, su territorio y sus gentes al servicio del modelo económico neoliberal y las necesidades del capital”. A su juicio se trata de “una actuación más, que nos empuja hacia una Navarra consumista, injusta, in-solidaria e insostenible”.

Consideran que se está pretendiendo hacer de la energía una fuente de negocio especulador y servir a la acumulación de riqueza de ciertas empresas energéticas, a costa de un impacto insostenible sobre el territorio. Por ello, ven imprescindible desarrollar “iniciativas y alternativas que superen este grave déficit democrático y permitan a la sociedad expresarse, opinar y tomar decisiones, que luego hay que defender y hacer valer”.


Más información: http://nolineadealtatension.blogspot.com

blog se pueden encontrar todas las noticias relacionadas con el proyecto, así como las actividades y movilizaciones organizadas por la plataforma. Contiene vídeos informativos, así como el documental “A contracorriente”, producido para Documentos TV pero que fue censurado y no ha sido emitido.)

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/cD4w

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal