lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fX7h

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

28/04/2021 :: Nafarroa

Abusos policiales en Etxarri Aranatz con la excusa del cierre perimetral

x Edurne LH
Diversos incidentes y situaciones de abuso de poder están teniendo lugar en estos días en Etxarri-Aranatz en el contexto del cierre perimetral del municipio por el Covid-19

Diversos incidentes y situaciones de abuso de poder están teniendo lugar en los últimos días en Etxarri-Aranatz en el contexto del cierre perimetral del municipio como consecuencia del aumento de casos de Covid-19.

Se han reportado varios casos donde las actuaciones policiales han sido marcadas por una gran prepotencia y chulería de los distintos cuerpos policiales.

El pasado miércoles 21 de abril, una familia de ganaderos, padre, hijo e hija estaban desplazando sus vacas por la carretera en dirección hacía Gipuzkoa, hacia unas fincas que tienen en esa zona. Tal como es habitual en este tipo de desplazamientos de ganado por la carretera y como marcan las normas, el hijo iba delante del rebaño en un todo terreno con los cuatro intermitentes puestos señalizando el peligro, la hija delante de las vacas llamándolas y el padre detrás del rebaño con un perro de pastoreo.

Al percatarse de que más adelante, en el cruce de la carretera, había un control de la Policía Foral el hijo se acercó con el todo-terreno para avisarles de que iban con las vacas, para avisarles y pedirles que les dejaran paso hacia las fincas donde iban a guardar el rebaño. Al llegar vio que además de cuatro coches patrulla había un furgón del grupo especial de Policía Foral, con su uniforme negro, la carretera en dirección Gipuzkoa estaba completamente cortada. Al explicarle al mando de la Policía Foral la situación y pedirles que les dejaran paso para poder llevar el ganado a su finca la contestación fue que “ellos dejarían paso si lo consideraban oportuno”. Al bajarse del coche con intención de acercarse y explicarles la situación la respuesta del mando de la policía fue que se identificara porque le iba a sancionar, comenzó entonces una discusión donde la chulería y la prepotencia del mando policial fue en aumento.

En ese momento llegó el rebaño con las otras dos personas. Ante la protesta del padre de la familia al ver la situación el mando también le pidió a él que se identificara, diciéndole que le iba a sancionar, él le explica que no se puede parar, que está transportando el ganado y que eso puede hacer que el ganado se descontrole y se vaya para cualquier lado, ante lo cuál el mando policial no atendía a razones, poniendo en peligro la circulación y la seguridad del propio rebaño y los ganaderos.

Ante la discusión entonces el mando policial ordenó a los otros agentes que pararán al padre de la familia, dos agentes se le abalanzaron agarrándole uno del brazo derecho y otro por el cuello, el les volvió a explicar que no podía dejar al ganado descontrolado en medio de la carretera, diciéndoles “yo voy a ir detrás del ganado, si me queréis parar me pegáis un tiro por la espalda”, y siguió andando detrás del rebaño. Mientras tanto otro foral fue a por el hijo golpeándole en el pecho reiteradas veces. Finalmente les dejaron pasar, fueron hasta la finca y a la vuelta les pararon, les pidieron las identificaciones y les comunicaron que les iban a sancionar, según él “por faltarle el respeto a la autoridad”.

Tal y como nos comentan lxs vecinxs no ha sido el único episodio de abuso de poder por parte de los cuerpos policiales en Etxarri Aranatz bajo el pretexto del cierre perimetral por el Covid-19: a otro habitante de Etxarri le han sancionado por ir a un almacén que tiene fuera del termino municipal del pueblo (a unos 350 metros) donde guarda sus materiales para su tienda de jardinería. A otros habitantes en situaciones similares les han amenazado con multas de 6.000 euros. A un hostelero le entraron al bar mientras le cobraba un café a un cliente, el cliente le había dado un sorbo al café para que no se le derramará mientras lo llevaba a la terraza y la policía le recriminó que “el cliente estaba bebiendo en el bar” amenazándole con una multa. En otro establecimiento de hostelería se presentaron a las 21:03, cuando la camarera ya había cerrado y estaba con las luces apagadas, recogiendo y limpiando diciéndole con actitud chulesca y amenazante que se había pasado de la hora de cierre. A un par de chavalas de unos 15 años que iban para su casa unos 15 minutos antes del toque de queda comenzaron a seguirlas a la par en el coche patrulla en actitud de acoso hasta que entraron a su portal. Pegas a trabajadores que trabajan con personas dependientes y a los que no querían dejarles pasar a trabajar al pueblo pese a tener todos los permisos en regla. Y un chorreo continuo de situaciones similares se están viviendo estos días en este municipio del Valle de Sakana.

Ante esta auténtica pandemia policial y para protestar ante todos estos abusos policiales, la Gazte Asanblada de Etxarri Aranatz ha convocado una concentración para este viernes a las 20:30 en la Plaza de Etxarri.

 

@Edur_LH

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fX7h

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal