lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fT2e

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

19/07/2020 :: Nacionales E.Herria

Lucio Urtubia

x CNT
Siempre se mantuvo fiel al anarquismo, transmitiéndonos, en esa última faceta suya, tan mediática, la importancia de conjugar el verbo hacer.

Natural de Cascante y nacido en 1931, Lucio era demasiado joven para participar en las luchas sostenidas por la Confederación durante la República. Los suyos fueron los tiempos de la posguerra, especialmente aciaga en unas tierras tan diezmadas por la represión franquista como las de la Ribera navarra.

Desertor del Ejército, Lucio atravesó los Pirineos para convertirse en un inmigrante sin papeles en Francia. Allí coincidió en una obra con unos catalanes que también habían tenido que cruzar la frontera para no jugarse el pellejo. Eran de la CNT. Fue a raíz de su amistad como inició un proceso de autoaprendizaje que le llevaría no solo a conocer los ideales ácratas, sino a codearse con diferentes personalidades pertenecientes al Movimiento Libertario o cercanas a él: Quico Sabaté, Luciano Cerrada, Octavio Alberola, Albert Camus, André Breton, Georges Brassens, etc.

Fue precisamente su contacto con la oposición armada del maquis lo que le acercó a la ilegalidad: redes de evasión, falsificaciones de documentos, atracos solidarios, incursiones en la España de la dictadura.
Lucio demostró ser un auténtico hombre de acción que no dudó en colaborar con cuantas iniciativas se llevaban a cabo para luchar contra la dictadura.

Es ahí donde nace su fama, ribeteada en algunos por la leyenda. Pero más que hablar de nuevo de su golpe contra el CityBank, que provocó a esta entidad unas pérdidas de unos 20 millones, habría que destacar su espíritu rebelde, abierto y solidario, que le llevó a empatizar con tantas y tantas causas, desde los Black Panthers y los Tupamaros al Albert Boadella perseguido por una obra de teatro, pasando por los exiliados vascos.

En cualquier caso, Lucio, que consideraba a la CNT como su auténtica escuela, siempre se mantuvo fiel al anarquismo, transmitiéndonos, en esa última faceta suya, tan mediática, la importancia de conjugar el verbo hacer.

Como toda aquella persona que ha luchado, ahora le toca descansar. Le llevaremos siempre en nuestros corazones.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fT2e

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal