lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fX37

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

12/03/2021 :: Nacionales E.Herria

Pepe Rei` de los periodistas que nunca mueren

x Maité Campillo
El legado de su ideal periodístico es inmortal

 Si me caí,

es por que estaba

caminando.

Y caminar vale la pena,

aunque te caigas.

(D` Galeano: siempre de pie.... y caminando hacia adelante!!)

 El legado de su ideal periodístico es inmortal

Pepe` “Rei” del periodismo en Euskal Herria, lo fue y lo seguirá siendo su ideal revolucionario, su morir como vivió, su fatiga, su trabajo de investigación y su voluminosa obra queda entre nosotros. He conocido grandes periodistas no solo de esta parte del mundo sino de otro continente del mismo mundo, de lucha infatigable, países como Argentina, Chile, Uruguay, Venezuela, México, Cuba… En todos ellos ha habido, habrá siempre, periodistas marcando la diferencia. Grandes profesionales, no simples lectores tragándose y obligado a tragar cualquier porquería de agencias caída en sus manos, porque esa nunca ha sido su misión; ser eran eso, lo que nunca hay que dejar de ser para convertirse en dioses portavoces del absolutismo, sino trabajador@s, obrer@s de la pluma literaria informativa y también del verso, profesionales cultos profundos de la filosofía científica, grandes investigadores peleando la verdad de los hechos que acontecen y dañan alumbrando la descomposición social haciendo de la política y economía corrupción y crimen a gran escala. Un periodismo que no habla de la opresión en abstracto sino que desenmascara el opresor, no habla de crisis capitalistas como hablar de naranjas sino destapando la balanza financiera, que oprime descosiendo al paria, desgarrando hasta dejarle roto en cadena de opresión, marginado, excluido por el poder financiero truncando los valores de la oferta y demanda. No es o no debería ser la la ciencia informativa hacer creer en la fiera agresiva, en sus garras bélicas como poder de “liberación”, participando en sus matanzas asesinando en Iraq, Afganistán, Siria, Palestina, México, Colombia, Haití, destruyendo Brasil... resaltando el “valor humano democrático”, de sus bombas, tanques y misiles, de sus guerras químicas e imposición farmacéutica al margen de la salud y vida de los pueblos exprimidos hasta la médula, negociando y jugando impunemente con su inocencia e impotencia, con su sangre y sus órganos como negocio, incluida lo que hoy nos presentan como emigración del mismo modo que nos presentan un ocho de marzo interclasista vanagloriando galardones en corbata y pantalón bancario culpable de los hechos y acontecimientos históricos.

 Hablo de una filosofía de vida no arrastrada al lodo, de ello hablo, no de una ciencia informativa del lado del crimen; hablo por decirlo de alguna manera, de periodismo pueblo, por ser las grandes mayorías que en él residen quienes padecen las máximas aberraciones del poder destructivo; hablo de dar la cara, y hacer frente a las redes empresariales de la prostitución forzosa que encadena al mundo sobre un control social aboliendo el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en defensa de la ley y la tiranía que de ellas se desprende; hablo de delimitar campos, donde la emancipación real triunfe contra el vasallaje mostrando que el verdadero terrorismo, es su ofensiva, no quien de ella se defiende; hablo de Pepe Rei, responsabilizándose de su trabajo cueste lo que cueste, de un periodismo sensible y receptivo con los que más tienen que perder, valiente, creativo, rompiendo los moldes de la ignorancia y sumisión a la cadena de la desinformación, orgulloso de ser y abrir ojos, ventanas al mundo combatiendo la oscuridad, destapando la corrupción de Estado, del asesinato en países donde predomina la mafia, los narco-militares, funcionarios y políticos lucrándose de la descomposición del poder que forman parte. México, es un gran ejemplo de los muchos periodistas asesinadxs, más de 300 desde 1980; en el mismo país del 2000 a la fecha de hoy, ARTICLE 19, ha documentado 137 asesinatos -126 hombres y 11 mujeres profesionales cuyo crimen es informar la verdad de los hechos. Colombia, país tan democrático para muchos europeos como para el actual gobierno “social-comunista” de la España invencible, en los últimos años, han sido unos 200 los asesinadxs. Chile, la periodista Albertina Martínez Burgos fue encontrada brutalmente asesinada, a cuchilladas, en su departamento del centro de Santiago de Chile, en noviembre del 2019; su familia y “Ni una menos Chile”, denuncian que desaparecieron todos los archivos de su cobertura de la represión (se había enfocado en el accionar violento de los pacos -carabineros- y los casos de abusos policiales hacia las mujeres). De hecho en todo el continente americano la labor de los que ejercer el auténtico periodismo, incluyendo EEUU, es un trabajo muy peligroso, exceptuando Cuba, donde desde el triunfo de la revolución en 1959, ningún periodista ha sido asesinado.

 “España”, es otra cosa, continente aparte por si sola. En el Estado español el trabajo de periodista, goza de una paz y eficiencia profesional tan asombrante que asusta, tanto como su democracia plena. Y, es que, haber hay periodistas, sobre todo guardianes de la cúpula banquera que por muy negado en ciencia y mediocre sea, periodista será hasta que muera, no por su saber ni su ciencia, sino por el amparo de uno de los gobiernos “más democráticos del mundo”. En marzo de 1981 el periodista del diario vasco Egin, Xabier Galdeano, corresponsal en Iparralde, fue ASESINADO por el GAL al salir de su casa en San Juan de Luz. José Luis Morales periodista de investigación de la revista Interviú, uno de los escasos periodistas que han ejercido como tales en el Estado español, se encuentra entre esos pocos que se negaron a perder su dignidad como profesionales y como personas; se trasladó desde Agüimes, en Gran Canaria, a Madrid, a la Complutense para estudiar Sociología y Periodismo, de la que será expulsado por el Consejo de “Disciplina Académica”... ¿por ser rebelde, por su conciencia antifascista y compromiso militante en el PCE(ml) y en la FUDE, organización estudiantil adherida al FRAP? ¿por luchar por la libertad de expresión contra la coraza informativa? A José Luis Morales (la dictadura) le llevo a recorrer diversas cárceles por el todo el Estado, procesado y sentenciado por el TOP, Tribunal de Orden Público y (la democracia) durante la llamada transición ostentó el glorioso récord de ser procesado unas trescientas veces, por su trabajo profesional, siendo el periodista más represaliado de todo el continente. El catalá Xavier Vinader que también escribía en la revista Interviú, se diplomó en la Escuela Oficial de Periodismo (en el curso 1973/74) año que escribe sobre la impunidad de la extrema derecha en Mundo Diario y El Correo Catalán. El 9 de julio de 1975 (poco antes de los últimos cinco fusilados en vida del dictador de las organizaciones revolucionarias FRAP / ETA) fue víctima de un atentado de la llamada ultraderecha en su propia casa con un artefacto incendiario. En 1976 publica en Mundo y Arreu otros reportajes, sobre la extrema derecha española y la internacional fascista; tras la publicación en 1979, de sendos reportajes sobre grupos ultras en Euskal Herria; ETA ajusticia dos de las personas, que coinciden en la lista de Vinader, fue procesado por ello; en 1981, la Audiencia Nacional, lo condena a siete años de prisión por un delito d` imprudencia temeraria profesional (¿?).

 Pepe Rei (su materia) ha muerto, no así el periodista, el legado que nos ha dejado heroico e imprescindible en cualquier país y sociedad que se merezca digna de serlo, aunque para ser periodista, no hace falta o no debería hacer falta ser un héroe, o sea, tener que arriesgar tu vida, simplemente cumplir con la obligación de hacer y decir la verdad por ese derecho de libertad de expresión que nos civiliza, cuando menos, trabajar para que se cumpla como un derecho elemental en acuarelas de libertad despuntando otro olor y sabor a la vida. Pepe Rei (era uno de esos). Cuando entró en Egin después de haber trabajado en otros medios fue nombrado redactor jefe del diario por sus propios méritos; creó periodismo, y un equipo de investigación en contraste con la supeditación a la noticia de las agencias, un periodismo de opinión propia investigando temas sociales, políticos y económicos para una información más ajustada a la realidad de los acontecimientos. Eso lo hizo junto al equipo con el que trabajó entre ellos el barakaldés Txema García. Destacó en 1990, la bochornosa corrupción de la mafia empresarial del PNV con el caso de las máquinas tragaperras, desde entonces, fue atacado con total virulencia por la cúpula peneuvítica fascista acusándolo a lo mafioso, de seguir las directrices de ETA, o de que ETA seguía las directrices de Pepe Rei (¿?) Fue el azote periodístico del Cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo en Gipuzkoa, sus impresionantes chanchullos con la droga (caso fiscal Navajas), implicación en casos de tortura, GAL, destapó infiltrados de los servicios de seguridad del Estado en ikastolas y otros colectivos abertzales; desenmascaró auténticos canallas camuflados en el periodismo y descubrió quienes eran en verdad el general asesino Galindo, el mafioso a gran escala Arzallus, el juez Garzón y el rey Juan Carlos en su implicación en el golpe del 23 F.

 Pepe Rei buscaba con buen olfato periodístico en las amplias cloacas de los templos del poder, se metía en los entresijos de la corrupción y en todas las tramas oscuras de los poderes fácticos del Estado. Solo utilizó sus dotes de periodista; hasta que ese juez tan democrático para los demócratas y progresista para los progres: Baltasar Garzón Real, decidió aplicar la “ley” y cierre del periódico Egin en julio de 1998. Pero antes ya habían entrado los cipayos, en diciembre de 1993, en la redacción del periódico en Hernani (me pilló en una de esas emboscadas colaborando aparte del periódico, con Radio Egin relacionado con Latinoamérica, junto a Joxeba Macías) de donde se llevó material en cajas embaladas sobre la corrupción de los empresarios del PNV, y sus turbias tragaperras en blanqueo de capital, también de las acciones de espionaje por parte del CESID a la sede de HB, en Gasteiz, o de la presencia de agentes del servicio de espionaje en el Hotel Alcalá de Madrid, el mismo día 20 de noviembre de 1989, que fue asesinado en el mismo hotel (en rol de diputado) el entrañable Josu Muguruza. La labor de Pepe Rei se había iniciado en otros medios como ‘Interviú’, que prolongó positivamente en otros frentes periodísticos como `Ardi Beltza y Kale Gorria´, publicaciones, que serían cerradas como el periódico Egin, por orden del juez “progre” del sistema, Baltasar Garzón Real. Sufrió varias detenciones, en 2001 sería encarcelado durante cinco meses, absuelto de todas las imputaciones dirigidas por la Audiencia Nacional que intentó reiteradamente ligarlo a ETA (como un derecho de fusilamiento en honor al dictador). Hubo un “periodista”, Luis del Olmo, que reforzó de forma demente la ley de prensa diariamente desde “su radio” haciendo proselitismo del fascismo y una campaña feroz contra Pepe Rei; le llamó terrorista, el que su función de radio fue hacer apología del terrorismo, y deseó la muerte públicamente, no era el único.

Al fin y al cabo (remato con Galeano)

somos lo que

hacemos para

cambiar lo que

somos.

Maité Campillo (actriz y directora d` Teatro Indoamericano Hatuey)

 

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fX37

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal