lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fO0d

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

09/06/2019 :: Nafarroa

Alde Zaharra se echa a la calle contra los ocupantes de un narcopiso,tras la agresión a un hostelero

x Boro LH
El piso ocupado ya ha sido señalado anteriormente por los vecinos como punto de venta de heroína y ha protagonizado hechos graves, como una violación y varias agresiones

Ayer por la noche vecin@s de Alde Zaharra de Iruñea tomaron la calle Jarauta para protestar por una nueva agresión causada por l@s habitantes de unos pisos ocupados que están trayendo graves problemas de convivencia en el barrio.

Bixente, propietario del emblemático Bar Katu situado en el número 9 de la calle Jarauta, fue brutalmente agredido la noche del viernes por una decena de personas procedentes del edificio señalado como narcopiso por l@s vecin@s hace unas semanas en una concentración contra la presencia de heroína en Alde Zaharra y la degradación del barrio.

Eran las 4 de la mañana, hora en la cuál el Katu ya se encontraba cerrado y Bixente estaba solo dentro del bar. Los asaltantes, unas 10 personas, tiraron la puerta abajo a patadas y entraron dentro del bar, propinándole una brutal paliza al tabernero que quedó tendido inconsciente en un charco de sangre. Acto seguido los agresores buscaron refugio en Jarauta 13, que se encuentra a escasos metros de la puerta del bar. Así encontró a Bixente una vecina de la calle Jarauta cuando pasó por delante del bar cuando volvía a su casa. Esta vecina avisó a los servicios de emergencia para pedir una ambulancia.

Video x @LaHaineInfo 

Ayer sábado a las 22:30 estaba convocada una concentración en denuncia de la grave agresión, además al menos una veintena de bares del Casco Viejo cerraron sus puertas entre las 22:00 y las 23:00 en denuncia de la paliza al conocido tabernero. Por la tarde también se realizó una concentración convocada por los hosteleros a las 18:00 y otra en la Calle Calderería en apoyo al tabernero agredido.

Vecin@s recriminan por su inacción a la Policía Municipal

Ya por la noche, cientos de personas se han dado cita frente al narcopiso entre gritos de “Que se vayan”, “Fuera chivatos de nuestros barrios”, “nos tocan a un@ nos tocan a tod@s” o “os vamos a linchar, ¡Justicia popular!”. 

Cientos de personas han participado en la tensa concentración

La Policía Municipal ha desplegado un dispositivo que ha creado un cordón para proteger la entrada del edificio, lo que ha sido respondido por l@s concentrad@s con gritos de “los municipales protegen violadores” y "Alde hemendik, utzi bakean".

Despliegue de la Policía Municipal

Además en las inmediaciones, frente al Museo de Navarra, otro dispositivo de municipales con cascos, escudos y porras esperaba por si hacia falta entrar en acción.

Foto: @Ahotsainfo

Tras minutos de tensión ha habido una pequeña carga y un municipal ha agredido a un vecino causándole una herida sangrante en la cabeza. Pese a todo, l@s vecin@s han resistido y la concentración se ha alargado hasta las 23:30.

Un momento de la carga policial

Esta agresión se enmarca dentro de la escalada de tensión existente en el barrio en los últimos meses, y que no ha hecho más que aumentar desde que hace 2 meses se denunció una violación en grupo en este inmueble de Jarauta. El piso de Jarauta no es el único piso de estas características existente en el Casco Viejo Iruindarra, l@s vecin@s han identificado al menos otros tres: dos de ellos en la calle Descalzos (contigua a Jarauta) y un tercero en la calle Tejería.

Estos pisos son propiedad Pamplona Centro Histórico – Iruña Biziberritzen SA (PCH), una empresa dependiente del Ayuntamiento de Iruñea que fue creada en 2003 por el Ayuntamiento gobernado por UPN, cuando Enrique Maya era gerente de urbanismo. PCH gestiona las propiedades del Ayuntamiento en el Casco Viejo, y pese que en otros casos de pisos okupados ha acelerado bastante el proceso de desalojo, no parece tener tanta prisa en el caso de Jarauta 13, pese a que el Ayuntamiento indicó hace unas semanas que hay un proceso de desalojo abierto desde Enero.

En estos meses desde que varias personas entraran en este edificio se han vivido innumerables hechos graves en el barrio: molestias al vecindario, presencia continua de heroinómanos, han aparecido jeringuillas usadas en Piparrika (huerto popular que se encuentra en un solar contiguo al edificio), un bar que se encuentra en los locales del mismo edificio ha tenido que cerrar durante semanas porque literalmente lo han inundado con problemas de fontanería del edificio (pese a ser PCH la propietaria no se ha hecho cargo ni ha ayudado al dueño a poner remedio a esta situación), amenazas, una denuncia de violación en grupo, palizas a vecin@s…

Tras la denuncia pública que vecin@s del Casco Viejo hicieron de esta situación, tras la violación en grupo ocurrida en abril, uno de los ocupantes, al que muchos señalan como cabecilla, comenzó a difundir publicaciones, videos y audios desde sus perfiles en las redes sociales profiriendo graves amenazas contra vari@s vecin@s. En uno de los videos llega a salir con un hacha en la mano diciendo “os voy a cortar los brazos”. Esta misma persona ha sido identificada también por varias personas como confidente policial, según estas fuentes, su nombre habría aparecido en el atestado de otra actuación policial en calidad de informante.

Unas semanas después de la violación grupal, una pareja, vecinos del barrio y uno de los principales blancos de las amenazas de esta persona por haberlos denunciado publicamente, fue agredida por varios de los ocupantes del edificio en otro bar de la calle Jarauta.

Pese a que l@s vecin@s llevan meses reuniéndose para tratar esta problemática y se han reunido también con responsables municipales para trasladarles su preocupación por estos hechos, la pasividad y la inacción ha sido la tónica general por parte del Ayuntamiento, cuando no directamente la protección mediante la policía de estos elementos, como pudimos ver anoche.

Heroína, violaciones, amenazas, agresiones, chivatos policiales, pasividad institucional y policial… L@s vecin@s de Alde Zaharra se preguntan ¿A quién y porque le interesa mantener esta situación? ¿Están siendo tolerados estos hechos para degradar el barrio, paso previo a la gentrificación? ¿Se ha creado esta situación para usarla como arma arrojadiza ente los distintos partidos políticos? ¿Es casual que la policía no actue y que estos elementos tengan total impunidad? ¿Es casual que haya chivatos policiales dentro del edificio? ¿Por qué a la okupación con K se la persigue y desaloja pero ante estas personas que son un grave peligro para la convivencia ni el Ayuntamiento ni su empresa PCH han hecho nada?

Lo que está claro es que agrediendo a Bixente han tocado en hueso duro, porque este tabernero, que lleva décadas en el conocido Bar Katu es un nexo de unión para los iruindarras. Y así se reflejó anoche en la concentración, donde gentes de muy diversas procedencias políticas, o simplemente vecin@s del barrio, se dieron cita para decir “BASTA YA! HASTA AQUÏ HEMOS LLEGADO”.

Video x @Ahotsainfo 

 @Boro_LH

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fO0d

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal