lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bS1f

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

01/02/2009 :: Nacionales E.Herria

D3M recoge más de 47.000 firmas para poder presentarse a las próximas elecciones

x Iñaki Vigor
Una multitud abarrotó ayer por la tarde el Kursaal de Donostia para asistir a la presentación de la plataforma D3M, cuyos candidatos recibieron una gran ovación

Las miles de personas que abarrotaban el auditorio grande del Kursaal donostiarra acogieron con gritos de «Presoak kalera, amnistía osoa» las imágenes que se proyectaron en una pantalla gigante sobre la redada policial que llevó a la cárcel a ocho personas vinculadas con D3M. El recuerdo se hizo extensivo a «todos los presos políticos dispersados en cárceles españolas y francesas», según señaló la presentadora de un acto que se prolongó durante casi hora y media y finalizó con el canto del «Eusko gudariak» con todos los asistentes puestos en pie.

La primera candidata en intervenir fue Idoia Ibero, cabeza de lista por Gipuzkoa, quien remarcó que el objetivo de D3M es «luchar por la consecución de un marco democrático en el que se respeten los derechos de todos los ciudadanos» y en el que «todos los proyectos políticos tengan cabida».

En primer lugar, Ibero acusó al PNV de «complicidad» con el Estado español a la hora de «imponer el marco constitucional», así como de intentar «acabar con el independentismo».

Tras recordar que «este año lleva demasiados años de vulneración de derechos, imposiciones y sufrimiento», dijo que el PNV «tiene miedo al cambio porque no quiere perder sus poltronas y sus negocios». En este sentido, recordó los casos del Museo Gugenheim, de la Hacienda de Irun, de «proyectos mercantilistas» como el TAV y otros casos de «enchufismo».

«El PNV quiere enterrar Lizarra-Garazi y seguir con el control de las instituciones, pero tiene miedo a perder su hegemonía. Para Urkullu, Erkoreka, Bilbao y otros, lo de la consulta son nimiedades, y tampoco les importa nada que miles y miles de vascos tengan suprimidos sus derechos políticos», agregó.

Idoia Ibero se mostró convencida de que este año «la primavera se adelantará al día 1 de marzo» y de que «es la hora de la independencia».

«Por los derechos nacionales»

A continuación, y mientras en la pantalla gigante se proyectaban imágenes de la reciente masacre israelí en Gaza, varios txikis salieron al escenario con una bandera con el lema «Euskal presoak eta iheslariak etxera», mientras un grupo de dantzaris interpretaba un aurresku y sonaba el «Hator, hator» a los sones del txistu, cantado por los asistentes.

Itziar Lopategi, cabeza de lista por Bizkaia, tomó seguidamente la palabra para recordar las más de 47.000 firmas recogidas por D3M para poder presentarse a las próximas elecciones, y añadió que el 1 de marzo «van a tener que contar miles y miles de votos en favor de un marco democrático». Frente a quienes acusan a esta plataforma de ser «sucedáneo de ETA en su frente institucional, cuando hace pocas semanas aseguraban que esta organización iba a plantear la abstención y el boicot», Lopategi afirmó que «D3M sí es continuidad, pero somos continuidad en la defensa de los derechos nacionales de nuestro pueblo, en la lucha por un escenario sin violencias y por una paz basada en el respeto de los derechos de todos los ciudadanos». «Nunca vamos a dejar que esa llama se apague», afirmó frente a «quienes dicen que las ideas hay que defenderlas en las instituciones y al mismo tiempo nos impiden estar ahí».

En esta misma línea, remarcó que lo que está en juego en las elecciones del próximo 1 de marzo «no es quién esté en el Gobierno, quién ocupe Ajuria Enea, si PNV o PSE», sino abrir un ciclo político y «elaborar los mimbres que permitan a Euskal Herria contar con un marco democrático, en definitiva, para que tres millones de ciudadanos podamos decidir nuestro futuro en libertad».

Interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de las personas que abarrotaban el Kursaal, Itziar Lopategi se mostró convencida de que ese nuevo marco político es «irreversible», y defendió la presencia de «todos los agentes políticos» en la definición de ese «escenario democrático».

La cabeza de lista por Bizkaia dijo que «hay que evitar que algunos presenten un nuevo plato con todos los despojos acumulados en los últimos años», y destacó que esta plataforma electoral intentará dar respuesta a «quienes buscan mercantilizar a parte de la sociedad en beneficio propio» y a «quienes responden con violencia y represión» y pretenden llevar a la izquierda abertzale a una situación de «apartheid político».

Itziar Lopategi continuó su intervención incidiendo en que D3M aspira también a ser un referente «para otro modelo de sociedad, un modelo en el que haya un reparto justo de la riqueza, igualdad real entre hombres y mujeres, una revalorización de la clase trabajadora frente al capital que la exprime y explota, y una democracia en la que se respeten todos los derechos». «Nosotros queremos ser una referencia en el compromiso por un cambio real. Apostamos por una Euskal Herria muy distinta de la que defienden ellos, y creemos que es posible conseguirlo», agregó la candidata abertzale entre los aplausos del público.

Antes de concluir, la candidata de esta plataforma por Bizkaia tuvo un recuerdo para «nuestros compañeros detenidos». La gran ovación que se escuchó en ese momento por parte de todos los asistentes al acto interrumpió de nuevo su intervención, y la retomó «enviándoles desde aquí nuestro ánimo» y dando por seguro que «vamos a estar en las elecciones».

«A pesar del Estado de excepción en que vivimos, el próximo 1 de marzo va a haber miles y miles de votos abertzales para pasar de esta democracia cero a una democracia para tres millones de ciudadanos», concluyó.

Subida al escenario

Después de recordar a Amparo Lasheras, cabeza de lista por Araba que se encuentra encarcelada, los candidatos que conforman las listas de D3M subieron al escenario en medio de una gran ovación por parte de los asistentes, puestos en pie.

Unos y otros cantaron finalmente el «Eusko gudariak» y en torno a las 19.00 horas se dio por finalizado el acto. Muchos de los presentes, sin embargo, tuvieron que soportar los controles de la Guardia Civil de regreso a sus casas.
controles

Muchas de las personas que acudieron al acto de Donostia sufrieron los controles que la Guardia Civil instaló en Durango y Zarautz, en los que paró autobuses y coches -especialmente de gente joven-, preguntando de dónde procedían.

La plataforma D3M consiguió 47.337 firmas para poder concurrir a los comicios, más de los que cosechó EH en 1998 -45.602- o Aukera Guztiak en 2005 -31.956-.

Gara

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bS1f

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal