lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fU4R

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

04/10/2020 :: Nacionales E.Herria

El PNV premia a Iberdrola y Petronor en los fondos europeos para la reconstrucción

x Gessamí Forner
Administraciones y grandes empresas llevan semanas de aceleradas reuniones intentando sacar tajada de las subvenciones europeas.

A pesar de la opacidad informativa con la que están transcurriendo las negociaciones en todo el Estado, administraciones y grandes empresas llevan semanas de aceleradas reuniones intentando sacar tajada de las subvenciones europeas. El 15 de octubre termina el plazo para aportar el primer borrador de las inversiones con las que el Estado gastará los 59.166 millones a fondo perdido.

Ni Ana Rosa Quintana, ni El País, ni La Sexta han puesto en la agenda mediática este tema, del que dependen no solo el futuro de miles de empleos, sino el rumbo que tomará la industria en los años venideros. Ha sido el lehendakari Iñigo Urkullu quien, a pesar de la opacidad con la que ha maniobrado, ha puesto encima de la mesa involuntariamente este tema debido a una filtración de prensa en Gara: el Gobierno vasco planea destinar casi la mitad de los fondos que autonómicamente le corresponderían a las obras del Tren de Alta Velocidad, a Iberdrola y a Petronor, dejando en evidencia que la transición ecológica no es un asunto del todo relevante para su Ejecutivo, aunque sea un requisito de la Unión Europea.

A pesar de la opacidad informativa con la que están transcurriendo las negociaciones en todo el Estado, administraciones y grandes empresas llevan semanas de aceleradas reuniones intentando sacar tajada de las subvenciones europeas. El Gobierno de coalición no ha hecho declaraciones al respecto. De la Generalitat de Catalunya tampoco se conocen las intenciones, ni los planes de la Comunidad de Madrid. 

Mientras, en el País Vasco, el lehendakari ha conseguido algo muy difícil: enfadar a casi todo el mundo de su alrededor. Dos de las tres diputaciones, ayuntamientos, universidades, empresas privadas y clústers semipúblicos no han sido consultados para elaborar esa hoja de ruta que tiene tres claros ganadores. En silencio y de la mano de una consultora privada, de la que es director el hijo mayor del exconsejero de Interior Juan Maria Atutxa (PNV), Iñigo Urkullu ha elaborado el borrador que trasladó a Pedro Sánchez el pasado 14 de agosto en el que destacan las siguientes partidas: 2.712 millones para las obras del TAV, 1.706 millones para Iberdrola —casi todos para digitalizar sus redes eléctricas— y 330 millones para Petronor, la empresa de hidrocarburos de la que es consejero delegado Josu Jon Imaz, expresidente del PNV entre 2004 y 2008, que planea realizar un corredor de hidrógeno.

“Se va a volver a poner dinero público en manos privadas sin control alguno, a cambio de nada, ni siquiera a cambio de empleo de calidad”, alerta Xabier Ugartemendia, del sindicato LAB

 

Borrador fondos UE by El Salto periódico on Scribd

Según los cálculos del Gobierno vasco, a este territorio le corresponderían 10.228 millones de inversión a fondo perdido durante el periodo 2020-2024, de los cuales el 70% se aportarían en 2021-2022 y el 30% restante, en 2023. El grueso de las partidas se destinarán a proyectos privados (4.365 millones), le siguen los públicos de las instituciones vascas (3.151 millones) y, finalmente, los públicos gestionados por el Estado (2.712 millones), en los que se enmarcan única y exclusivamente las obras del TAV, un tren que supone un elevado impacto ambiental y enormes beneficios para las constructoras que han conseguido licitaciones de tramos.

DINERO PÚBLICO SIN CONTRAPRESTACIONES

Ni la economía verde de nueva creación, ni los cuidados tienen en este reparto de las subvenciones un lugar especial, sino residual. En el borrador tampoco constan contraprestaciones a los millones que el Gobierno vasco pretende entregar a empresas privadas. “Se va a volver a poner dinero público en manos privadas sin control alguno, a cambio de nada, ni siquiera a cambio de empleo de calidad”, alerta Xabier Ugartemendia, secretario de Acción Sindical y Negociación Colectiva del sindicato LAB.

Asimismo, los proyectos públicos hiper financiados dependen de las principales consultoras de ingeniería del País Vasco. Los empleos que generarán no serán estables. La millonaria subvención a fondo perdido no financiará fábricas de nueva creación, o la publificación de las ya existentes, como La Naval, que ha salido a subasta. El dinero se destinará básicamente a contratar a personas para que ejecuten proyectos que un día terminarán. No generarán beneficio más allá del que aporta una nueva estación de cercanías o un nuevo espigón en el puerto. 

La mayor inversión en I+D es la partida de 1.120 millones destinada a un consorcio de empresas, liderado por Iberdrola, que se encargaría de crear una gigafactoría de baterías de ion-litio. Las empresas participantes son Mercedes, Petronor, Engas, Irizar, Ingeteam, MCC, Velatia, entre otras.

“Si esto es un borrador inicial, si sigue abierto, si se pueden entregar proyectos, ¿a qué ventanilla se pueden derivar?”, se pregunta el parlamentario de EH Bildu Mikel Otero

NI VENTANILLA NI TRANSPARENCIA

España debe entregar el borrador consensuado con las autonomías el 15 de octubre de 2020 a Europa, y se negociará hasta abril de 2021. Ni sindicatos ni otros agentes sociales han sido consultados. En paralelo y con más premura, corren las negociaciones de los Presupuestos Generales entre los partidos, de los que el PNV suele ser voto decisivo. 

Ha sido EH Bildu quien ha destapado la caja de los truenos y realizó ayer en la sesión de control en el Parlamento vasco una pregunta decisiva que el lehendakari no desmintió: la propuesta ha sido elaborada por la consultora Price Waterhouse Coopers, que preside Asier Atutxa en su filial española. El partido soberanista exige a los nacionalistas transparencia: “Si esto es un borrador inicial, si sigue abierto, si se pueden entregar proyectos, ¿a qué ventanilla se pueden derivar?”, se pregunta el parlamentario Mikel Otero, quien recalca a El Salto que “no hay mecanismos claros” para participar, bien sea como administración, bien como empresa, en el reparto de esos golosos fondos europeos. 

El borrador de Urkullu empezó a gestarse en junio, tras la creación de los fondos europeos, y el 12 de agosto ya estaba redactado. Hace tres semanas, EH Bildu solicitó una petición de información, de la que no obtuvo respuesta. 

Mikel Otero valora el borrador como “fruto del PNV style: desarrollismo de la vieja guardia, construir tren y armar cemento, todo ello metido con calzador bajo el epígrafe transición ecológica, cuando los dos últimos informes del Tribunal de Cuentas europeo ha cuestionado al Estado español por los trenes de alta velocidad”, recuerda. 

“No sabemos cómo de rigurosos serán los filtros y funcionarios de la Unión Europea”, indica sobre la viabilidad de que los fondos europeos sean finalmente usados en el País Vasco para construir el TAV, además del resto de proyectos estrella que ya están en marcha o que, por falta de fondos, se encontraban en el cajón de la Diputación de Bizkaia, bastión del PNV. Es el caso de un museo Guggenheim en Gernika (140 millones) y una piscifactoría en la antigua central nuclear de Lemoiz (105). 

Urkullu también espera financiar con estos fondos la segunda fase de la carretera conocida como Supersur (187 millones) y un túnel subacuático ya en marcha que conectará las dos márgenes de la Ría de Bilbao (403).

Solo 18 millones están destinados a un proyecto de cuidados —Nagusi Intelligence Center— y otros 75 a centros comarcales de atención integral para personas mayores. Al parque para el desarrollo de la agricultura ecológica, del que nadie sabe nada y consta como “en desarrollo conceptual”, se le dedicarían 11,5 millones. En cuanto a la revolución digital, destaca la expansión del 5G (65 millones) y la digitalización de las administraciones vascas (80 millones).

La misma consultora que ha redactado el borrador entregado a Pedro Sánchez en agosto es la que ha obtenido la adjudicación de un proyecto, que figura en el borrador. El director de la consultora es Asier Atutxa.

CONSULTORA REDACTORA, CONSULTORA ADJUDICATARIA

El borrador incluye una partida de 26,5 millones para la gestión del Centro Internacional de Emprendimiento, el último proyecto estrella de la Diputación de Bizkaia. La primera ronda de la licitación de la gestión de este proyecto quedó desierta en primavera. La Diputación dobló el presupuesto para la segunda ronda y la consultora que obtuvo la adjudicación es la de Asier Atutxa. Price Waterhouse Coopers firmó el borrador de los fondos europeos en agosto y obtuvo la gestión del centro en septiembre. Si el borrador llega a puerto, la financiación del proyecto estará asegurada a pesar de la crisis económica. 

Mientras Unidas Podemos forma parte del Gobierno de coalición, su marca territorial en Euskadi es oposición en el Ejecutivo vasco y no tuvo acceso al borrador hasta ayer. “¿Son estos los proyectos los que necesita la ciudadanía vasca o los que necesitan los accionistas de Iberdrola, Petronor y las empresas constructoras?”, se preguntan fuentes del partido. “Es cuestionable que la mayoría de los fondos se faciliten a empresas energéticas casi en exclusiva sin plantearse otros modelos. Unos criterios de transparencia y buen uso de los fondos públicos habrían requerido un proceso más competitivo que hubiese evaluado los méritos de otros posibles ejecutantes”, indican.

Desde la cooperativa energética Goiener, su responsable de comunicación, Erika Martínez, destaca que la propuesta de Urkullu nace “con la mirada puesta en un pasado que perpetúa un modelo caduco culpable de muchas de las situaciones que vivimos actualmente. Ahonda es las desigualdades existentes entre las grandes empresas y los pequeños y medianos proyectos, entre quienes parecen que tienen un derecho natural a estar en los lugares de toma de decisiones y quienes no”. 

 “Estos fondos pueden ser el empujón que necesitan para hacer brotar esa incipiente revolución energética que lleva un tiempo organizándose desde Goiener. Veremos cuál será el resultado final, pero parece que no nos darán lentejas y solo nos quedará rebañar el plato”, concluye Martínez.

Los fondos de la Unión Europea destinados a España se elevan a 140.000 euros, de los que casi 60.000 son a fondo perdido y, el resto, préstamos. Los objetivos que deben cumplir los proyectos son el desarrollo e implantación del uso de energías renovables, mejorar la eficiencia energética de edificios privados y públicos —no hay propuestas al respecto en el borrador—, promocionar tecnologías limpias en el transporte, así como extender el transporte público, conectividad (redes 5G), modernizar las administraciones públicas, mejorar las nubes de datos —muchos datos sensibles de los estados miembros se almacenan en servidores del exterior de la UE— y adaptar los sistemas educativos para apoyar las habilidades tecnológicas de los niños.

Fuente

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fU4R

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal