lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fI0t

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

12/08/2017 :: Nacionales E.Herria

¿Por qué molestan tanto las acciones contra las consecuencias del turismo capitalista?

x Borroka garaia da!
Las alarmas de la burguesía vasco-española siempre se encienden cuando cualquiera de sus nervios es tocado

  Molestan tanto porque en un sistema donde el monopolio de la violencia de Estado y la ley del capital están por encima de cualquier voluntad popular, las palabras se las suele llevar el viento. Son solo las acciones y los procesos materiales sean de construcción o destrucción los que pueden competir. Y en esa competición, que en realidad se llama lucha de clases y de los pueblos, el que apueste más fuerte gana y el otro pierde, pues en esta guerra nunca ha existido ni existirá ninguna situación sin vencedores ni vencidos, pues mientras la opresión no sea vencida, habrá oprimidos y oprimidas, es decir vencidos y vencidas.

Si se le pregunta a la clase trabajadora que beneficio económico le trae el turismo no encontrará argumentos, pues al no disponer de los medios de producción ni ejercer especulación, no es que no pueda encontrar argumentos positivos a un nivel económico sino que se apilan los negativos. El turismo capitalista trae riqueza, pero para la clase burguesa. La clase trabajadora y su juventud es la usada para exprimir el beneficio económico del turismo para beneficio de una clase propietaria que no le importarán los barrios y los pueblos.

El problema en realidad no es simplemente el modelo de turismo en sí, ya que ningún modelo de turismo por sí solo puede revertir esa espiral mientras no sea el propio sistema en su globalidad el que sea cambiado. Existe tal asociación entre cualquier aspecto económico que mientras exista capitalismo, todo modelo de turismo, y de industria , y de cualquier otro aspecto económico está sentenciado a ser explotador y a traer consecuencias negativas para la clase trabajadora porque precisamente, “el ser clase trabajadora” supone el mantenimiento de la explotación. Desde esa perspectiva no se puede disociar modelo de turismo de sistema socio-económico, y si bien toda lucha para paliar los aspectos negativos se hace imprescindible, no lo es menos el ir contando con las bases materiales de la nueva realidad a la que se aspira.

Se entiende por tanto que la clase burguesa al ver tocado uno de sus nervios, lo primero que intenta es eliminar todo contenido de clase del debate en cuestión, pues en ello les va su beneficio y razón de ser. De ahí que ante las justas y necesarias acciones contra las consecuencias del turismo capitalista centre su mensaje en el “turismo en sí”, como si el hecho de visitar otros países o localidades fuera lo que está en cuestión. De esta manera intentan crear una caricatura que sea fácilmente desmontable.

Pero lo cierto es que frente a una conjunción de acciones y una lucha ideológica liberada de lastres y seguidismos de los medios de comunicación del capital y sus instituciones, no las tienen todas consigo y existe la oportunidad de abrir grietas en las acciones y discursos dominantes de la burguesía vasco-española. O lo que es lo mismo, abrir un espacio de tensión confrontadora que pueda ir quebrando la normalidad de la opresión. Una normalidad que no es otra cosa más que la tensión sea vivida en silencio y como víctima por la clase oprimida.

Las alarmas de la burguesía vasco-española siempre se encienden cuando cualquiera de sus nervios es tocado, para asegurar que las cosas no transciendan, lanzan a sus medios, después a sus perros si es necesario y mientras tanto intentan vehiculizar la protesta y la alternativa hacia cauces no peligrosos, sean las instituciones o “la normalidad democrática” de su dictadura de clase y dependiente de los estados y la UE.

Llevan muchas décadas de desprestigio del tensionamiento producido por los y las de abajo sin apenas contestación mientras legitiman el tensionamiento diario que les mantiene en el poder. Frente a ello se hace necesario volver a relegitimar la lucha pasada, presente y futura por la libertad de Euskal Herria y su clase trabajadora. Sobre todo si ésta es protagonizada por la juventud vasca gracias a la que algunos están haciendo un “divino tesoro”.

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fI0t

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal