lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fA7B

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

20/08/2016 :: Nacionales E.Herria

Sobre mi ausencia

x Jon Kepa Preciado, euskal preso politikoa
La primera en muchos años, de las fiestas de mi pueblo y de algún barrio también. Mi ausencia en las pancartas, en los carteles, en las txoznas...


No voy a hablar de la larga ausencia de los montes, de las playas y de las zonas mágicas que sufrimos demasiadas personas por el conflicto, voy a hablar de mi ausencia.

La primera en muchos años, de las fiestas de mi pueblo y de algún barrio también. Mi ausencia en las pancartas, en los carteles, en las txoznas… en definitiva, mi ausencia en las reivindicaciones que de la mano de la I.A. oficial de Santurtzi se han hecho y se hacen por los derechos de los presos políticos del pueblo.

Mi silueta, mi foto, mi nombre ha desaparecido de entre los presos políticos, no merezco que se me enseñe, se me pasee, se me homenajee, se me recuerde junto a los demás santurtziarras con los que comparto, como mínimo, la presión de la mano represora que me oprime día a día, y con alguno de ellos algo más, un compromiso, una trayectoria, una implicación sincera en la lucha.

Algunos quizás ni se dieran cuenta de ese hueco en los carteles, otros/as igual si y vosotros/as, los/as artífices de ello claro que lo conocíais, es vuestro trabajo. Sabiendo que de ésta manera se está actuando en otros lugares de Euskal Herria, sé que no ha sido un fallo, un olvido, sino una apuesta que a nivel oficial aboga por hacernos desaparecer a alguno de nosotros/as de las calles, de las listas de represaliados/as, de las reivindicaciones…

Después de habernos despojado de apoyos, digamos técnicos, ahora nos quitáis también las sociales, no queréis nuestra presencia y nos hacéis desaparecer de las calles de un día para otro como un vulgar truco de magia, ilusionismo barato.

Algunas decisiones que habéis tomado, a pesar de no compartirlas, pueden entenderse desde vuestro punto de vista, pero éste nuevo paso es vergonzoso y bastante clarificador de vuestra apuesta.

Para intentar entender vuestra acción aquí van algunos preguntas con las que se pueda saber las razones de ésta eliminación social: ¿Se me ha cogido con la mano en la caja del dinero?, ¿Tengo aptitudes machistas, homófobas, xenófobas, racistas…?, ¿Me he convertido en colaborador o marioneta consentida en manos del enemigo para que refuercen su política penitenciaria criminal y ayudar a machacar a los/as demás compañeros/as?, ¿Me muevo por interés meramente personal, sin tener en cuenta otra cosa?.

 Entonces… ¿Cual es la razón por la que ya no pedís mi libertad?, ¿Qué ha cambiado para que no denunciéis que mis familiares y amigos/as tienen que hacer cientos de kilómetros cada fin de semana para venir a verme, como les ocurre a los demás familiares? Y se me ocurren alguna pregunta más como ¿El hecho de tener diferentes puntos de vista, de no compartir cierta estrategia y hacerlo público hace que deje de ser represaliado? ¿Ya no soy un hijo del pueblo? ¿Me he convertido en alguien que hay que esconder, borrar, olvidar…?

Pues por si acaso os voy a aclarar la memoria: Por mi militancia en ETA me detuvieron en 2004 y condenado a varios centenares de años, he pasado por varias cárceles y actualmente me encuentro encarcelado en Córdoba, donde comparto aislamiento con otros 9 presos políticos vascos. Yo y los míos sufrimos la política penitenciaria igual que los demás, igual que miles de ciudadanos vascos/as comprometidos/as han hecho en las últimas décadas.

 Desde mis posiciones políticas diferentes a las vuestras sigo y seguiré exigiendo la inmediata puesta en libertad de TODOS/AS los/as presos políticos vascos gravemente enfermos/as, reivindico el fin de la política de dispersión que tanto sufrimiento ha traído y trae a los familiares y amigos de TODOS/AS los/as presos políticos.

 Por supuesto soy militante pro-amnistia, entendida como una solución total a las consecuencias del conflicto incidiendo en las raíces del mismo, por supuesto amnistía para TODOS/AS los/as presos políticos. Estos son algunos de las líneas de mi lucha, de mi compromiso, objetivos que no he cambiado. Eso sí, por primera vez éste año he desaparecido de todas éstas reivindicaciones con lo que a acciones de la I.A. oficial se refiere, algunas personas de Santurtzi así lo han decidido, otras habrán participado de esa decisión poniendo esos carteles o pancartas en donde se me boicotea, y otros sin darse cuenta habrán consumido en txosnas en dónde no hay ni rastro de un represaliado nacido en Santurtzi llamado Jon Kepa. Espero que estas letras aclaren algo la situación a las personas que se hayan preguntado por qué.

Para terminar con éste tema quisiera dar una especie de aviso a navegantes. Quizás yo o las decisiones que se han tomado en lo que respecta a mi han sido como una cuchilla que os ha abierto a algunos/as de vosotros/as la herida de las contradicciones, pues si es así os pido que no me utilices ahora como tirita o bálsamo para aliviar ese “dolor”.

No quiero que se me acaricie con la mano que antes me ha señalado, o que ha borrado mi nombre de listas, de reivindicaciones, o ha apoyado estas decisiones activa o pasivamente. Rechazo que me acaricie la mano que me golpea, o golpea a mi gente. Todos/as somos adultos/as y tenemos que ser coherentes con nuestros hechos, estamos frente a decisiones políticas y en algunos temas las posiciones tienen que ser claras y no ambiguas. Si nos negáis a algunos/as de nosotros/as el apoyo y nos borráis de todas las reivindicaciones de manera tan explícita como se está viendo en pueblos y barrios de EH, ahorraros la energía de querer abrazarnos en privado y utilizarla en hacer entender (si queréis) a la gente las razones sinceras de vuestras decisiones. Si no podéis hacerlo, empezar por aclarar vuestra posición, como he dicho antes, coherencia.

He decidido hacer este escrito por dos razones, la primera es para denunciar lo que me parece vergonzoso, el hecho de que algunos/as hayan decidido eliminar también el apoyo social, la presencia en las reivindicaciones políticas de algunos/as represaliados/as, borrarnos de listas y quitarnos de los carteles que hasta ayer compartíamos con los demás presos políticos en las calles de EH. Vergonzoso que hayáis decidido que el pueblo nos tiene que olvidar y que no merecemos esa presencia.

Y la segunda razón es, que aunque todo lo anterior es real, no lo habéis conseguido, por lo menos no habéis conseguido sacarnos de la calle, que en lo referente a mí, ahí estuve, estuve en las paredes de Santurtzi junto con otros “borrados”. Paredes que ningún grupo de personas podrán controlar en EH, como tampoco podrán eliminar la reivindicación de los derechos de los presos políticos que no pensamos como ellos/as y de nuestras familias. Hay y habrá siempre gente que no nos va a olvidar pese al boicot, gente que trabaja diariamente por la obtención de soluciones para este conflicto por medio de luchas sinceras, coherentes, arriesgadas y directas. A toda esta gente un abrazo revolucionario y un Gracias enorme por ese compromiso, ese trabajo y esa decisión. GORA ZUEK!.

 Para terminar un beso para los demás compañeros que se encuentran en esta misma situación y también para sus familiares y amigos/as. Jarraitzen dugu eta jarraitugu dugu!!!. Jon Kepa Preciado Izarra ( Módulo de aislamiento Córdoba)

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fA7B

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal