lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dP9r

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

26/02/2013 :: Nacionales E.Herria

Eguzki exige el desmantelamiento definitvo de Garoña

x Eguzki
El cierre de Garoña debe ser algo irreversible y, tan solo hace falta que, de una vez por todas y se apruebe el plan de desmantelamiento

Tras décadas de trabajo y denuncia contra la energía nuclear y en particular contra Garoña, se ha anunciado su parada y posible cierre, sin descartar ni el Gobierno ni la empresa explotadora la posible modificación normativa, su reinicio de actividad y paso de parada a puesta en marcha con acuerdo entre estas partes, ocultando datos y actos a la sociedad.

En las dos últimas semanas, tanto el Ministro Soria, mostrando tanto su cara pro nuclear ,como otros políticos, lobbystas eléctricos y medios afines, vienen planteando contactos, dudas y gestiones para revertir este anuncio, dado el control económico y político que ejercen en el Estado español.

El vicepresidente de la Sociedad Nuclear Española y director general de Iberdrola Generación Nuclear, Francisco José López García, subrayó ayer jueves, que la central nuclear de Garoña “mantendrá todas las opciones que tenga en su mano” mientras que el Gobierno no dicte una autorización de ’pre-desmantelamiento’.

Por lo tanto, desde el colectivo ecologista Eguzki, exigimos la orden inmediata de pre-desmantelamiento, pues entonces”será muy difícil volver atrás” a operar. La situación será mucho más irreversible, y no dará juego a negociar muchas cosas contrarias a la población, tales como el precio de la electricidad, el tiempo de explotación de una central nuclear y las prebendas que estan reclamando para extender la licencia.

Endesa e Iberdrola negocian con Soria 60 años de vida útil a las nucleares para mantener Garoña, más allá de los 40 años que ya tiene esta vetusta y peligrosa central nuclear de primera generación.

Las fuentes indican que tanto Endesa e Iberdrola, que configuran Nuclenor, como Industria (PP) tienen interés en mantener Garoña, ligandolo a los cambios de modificación de la actual Ley del Sector Eléctrico, en vigor desde 1997.

Asimismo, desde Eguzki debemos denunciar que el gobierno de Rajoy y el lobby pro nuclear son co-responsables del discurso maniqueo, respecto a la rentabilidad económica de una central conocida como “la de las mil grietas”, ocultando y tapando el gran debate de Garoña, la falta de condiciones de seguridad y el riesgo que supone para la población. Para los operadores, el problema de Garoña es de viabilidad económica pero ocultan y silencian por considerar asumible el estado de inseguridad, peligro y falta de garantía en una planta que en ningún caso pasaría un control de seguridad independiente y objetivo.

La historia de Garoña es que hablamos de una planta nuclear de primera generación, con defectos de fabricación y graves fisuras en la vasija del reactor. Ante un riesgo real en un reactor, de la central nuclear de Doel (norte de Bélgica) se analizaron las “numerosas anomalías” detectadas en su vasija de los reactores de la marca holandesa Rotterdam Droogdok Maatschappij, con la que están fabricados reactores de una veintena de países de instalaciones similares, incluidas de las centrales nucleares de Garoña (Burgos) y Cofrentes (Valencia) en los cuales se reconoce un peligro real, por ser del mismo fabricante.

El funcionamiento de la central de Garoña, algo que defiende tanto el PP como Nuclenor, supondría poner cada vez más en jaque la seguridad de más de un millón de personas de su entorno. Esta central nuclear, tiene algunos elementos de sangrante preocupación y temor: las grietas del barrilete, de las barras de penetración, de los manguitos; los problemas de corrosión intragranular, en las tuberías del circuito de refrigeración… Todas ellas sumadas son un agravante de su ya superada fecha de caducidad y de tecnología caduca y obsoleta.

Para Eguzki, el cierre de Garoña debe ser algo irreversible y, tan solo hace falta que, de una vez por todas y se apruebe el plan de desmantelamiento y otro de dinamización laboral en la zona, puesto que Garoña es una planta nuclear que debería haber estado cerrada hace mucho tiempo por vieja, por peligrosa, por innecesaria, por estar amortizada, porque lo demanda la sociedad . Por todo ello, además de cerrar de forma inmediata la planta parada, se debe dejar la llave y custodia de su futuro en manos de la sociedad para que con información completa sea el garante de su futuro, y no del lobby pro nuclear.

NUKLEARRIK EZ!! GAROÑA ITXI ORAIN !!!

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/dP9r

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal